Saltar al contenido

¿Cuáles son los síntomas de la muela del juicio?

Cuando las muelas de juicio presentan problemas en su crecimiento causan mucho dolor y pueden afectar a los demás dientes. Se debe poner atención en los síntomas que indican que la muela de juicio esta retenida o infectada para consultar al odontologo antes que provoque otras complicaciones.

¿Es normal que la muela de juicio provoque dolor?

El crecimiento de las muelas de juicio es diferente en cada persona. Hay quienes no sufren ningún dolor o molestia durante este proceso, esto se debe a que tienen espacio en la encía para que la muela crezca sin inconvenientes.
En cambio, si no hay espacio o se presenta alguna otra complicación, la muela puede crecer torcida y empujar a otros dientes, lo que por supuesto es doloroso.

No siempre el dolor significa que la muela de juicio este creciendo mal. Al romper el tejido de la encía para salir se puede sentir un dolor leve, presión o molestias.

Igualmente es importante poner atención en estos síntomas porque puede estar indicando una infección.

¿Cuáles son los síntomas de una muela de juicio retenida?

Aunque el dolor es uno de los principales síntomas de las muelas de juicio retenida, no siempre que esta muela esta creciendo mal causa dolor. Es por esto que se deben conocer cuales son otros síntomas que podrían indicar una muela de juicio retenida.

Algunos signos son:

  • Mal aliento
  • Sabor feo en la boca
  • Encías de color rojizas
  • Encías hinchadas
  • Encías sensibles
  • Encías sangrantes
  • Dolor en la mandíbula
  • Hinchazón en la parte de la mandíbula
  • Dolor o dificultad para abrir y cerrar la boca

¿Cómo saber si tengo infección en la muela del juicio?

Durante el crecimiento de la muela de juicio se pueden producir infecciones ya que se acumulan muchas bacterias y la correcta higiene se dificulta.

Algunos síntomas de la infección en la muela de juicio son:

  • Mal aliento
  • Sabor amargo en la boca
  • Dolor en las encías
  • Inflamación en las encías
  • Encías sensibles y sangrantes
  • Dolor en la muela de juicio
  • Dolor de oído
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Molestias al masticar
  • Inflamación en el rostro