Saltar al contenido

¿Cuáles son los síndromes más comunes?

Un síndrome es una condición de salud que se desarrolla por un ser en distintas etapas de su ciclo de vida que puede o no incapacitarlo al desenvolverse y realizar actividades determinadas.

Tipos de síndromes y los más comunes

En medicina, el estudio de los síndromes se ha ido ampliando con el paso del tiempo. Incluso se han tipificado nuevas categorías resultantes de la profundización de los mismos. Por tanto, hasta ahora se puede decir que existen al menos tres tipos diferentes de síndromes, estos son los siguientes:

Síndromes genéticos

Son los que se presentan por mutaciones cromosómicas incorrectas que alteran la cadena de ADN. En este grupo se encuentran varios de los más conocidos y el desarrollo de uno u otro síndrome dependen de la multiplicación de cromosomas, ausencia de algún par o cambio de segmento.

En este orden, se puede entonces señalar como el más común al Síndrome de Down, que afecta uno de cada mil niños. Este se produce al triplicarse completa o parcialmente el cromosoma 21.

¿Cuáles son los síndromes más comunes?

Más información: ¿Qué es el Sindrome del Maullido de Gato?

Otros síndromes asociados a trisomías, son el Síndrome de Patau, que causa malformaciones físicas (cabeza, nariz y cuello), retraso mental, labio leporino;  el Síndrome de Edward, basado en la ausencia del cromosoma 18.

Síndromes Psicológicos

Son síndromes que afectan las emociones del individuo y su psiquis. Estos normalmente son desarrollados a lo largo de la vida. Los más comunes son los síndromes neuróticos, entre los que se incluye el de Tyrer, los psicóticos como el de Bonnet, los de personalidad como el Ulises.

Más información: ¿Qué son las enfermedades psicosomáticas?

¿Cuáles son los síndromes más comunes?

Más información: ¿Qué es el Sindrome de Alicia en el Pais de las Maravillas?

Síndromes congénitos

Estos son más extensos e indeterminados. Ya que ocurren desde el momento de la gestación. Esto por accidentes, infecciones víricas, consumo de sustancias ilegales o alcohol y enfermedades de trasmisión sexual.  En esta también pueden intervenir las mutaciones genéticas.