Saltar al contenido

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las macetas de plástico?

Las macetas de plástico son una muy buena alternativa a las macetas de barro, metal o vidrio, siendo que tienen un precio económico, se presentan en muchas formas y colores diferentes, son resistentes y aptas para todo tipo de plantas.

¿Cuáles son las ventajas de las macetas de plástico?

El plástico es un material muy versátil, resistente y económico. Por sus características, las macetas de plástico son una excelente opción para las plantas de jardín.

Algunas de las ventajas que ofrecen las macetas de plástico son:

Resistentes: El plástico es un material fuerte, así que si una maceta se cae o se golpea raramente sufrirá un daño. Esto es una gran ventaja, no solo porque las macetas sean duraderas, sino porque las plantas están protegidas.

Decorativas: Por todos los colores y formas en las que se presentan las macetas de plástico, estas son ideales para crear una decoración vistosa en el jardín. Ademas, también son buenas macetas para colgar desde los balcones o ventanas ya que son livianas, y en caso de caída son más. resistentes.

Retienen la humedad: El agua no se evapora por medio del plástico así que después de regar la planta, la tierra permanece húmeda por más tiempo. Esto es bueno para evitar que las plantas se sequen, pero se debe poner cuidado en aquellas plantas que sean muy delicadas porque las raíces pueden pudrirse si están muy húmedas.

Puede cultivarse cualquier tipo de planta: A diferencia de macetas de otros materiales, en las macetas de plástico se puede cultivar cualquier tipo de planta.

Buena relación precio/calidad: Las macetas de plástico son muy económicas, pero esto no quiere decir que sean de mala calidad, todo lo contrario. Ideales para quienes buscan una maceta buena, atractiva y barata.

¿Cuáles son las desventajas de las macetas de plástico?

Aunque las macetas de plástico tengan muchas cualidades buenas por destacar, al compararlas con macetas de otros materiales estas también tienen algunas desventajas que es necesario conocer.

Este material retiene muy bien la humedad de la tierra porque el plástico no es poroso. Esto puede ser bueno pero también facilita que el agua se estanque en el fondo y puede dañar a las raíces de las plantas. Se debe tener mucho cuidado con esto.

El plástico también puede ser afectado negativamente por los cambios de temperatura. En el verano, el sol intenso va debilitando el plástico poco a poco, las macetas pierden el color pero también reducen su calidad.
Con la llegada del invierno y el clima frio, estas macetas de plástico no pueden mantener segura a la planta porque el agua de la tierra puede llegar a congelarse.
Para que las macetas de plástico duren más tiempo y las plantas se mantengan segura es necesario que no estén expuestas a las inclemencias del tiempo.