Saltar al contenido

¿Cuales son las oraciones subordinas sustantivas?

Se les llama oraciones subordinadas sustantivas porque funcionan como sustantivos o sintagmas nominales, y como tal, pueden aparecer, en el análisis morfosintáctico, como: sujeto, objeto directo, objeto indirecto, complemento circunstancial, complemento del nombre, de un adjetivo, de un adverbio, atributo, complemento agente y complemento de régimen.

¿Por que relativo son introducidas?

Las oraciones subordinadas son introducidas por el relativo quien; las conjunciones que, si; lo interrogativos qué y quién, cuál, cómo, cuándo, dónde, cuánto.

Estos nexos o relacionantes no siempre aparecen solos; en algunos casos están acompañados de artículos o preposiciones: la que, los que, el que, con quien, de que.

Más Información: ¿Como se denominan los diferentes tipos de derechos?

Una manera de identificar las oraciones subordinadas sustantivas consiste en sustituir esta por los pronombres demostrativos: esto, eso, aquello.

 

¿Q ue ejemplos podemos encontrar?

Sujeto à Los que vienen mañana serán bien atendidos à Esos serán bien atendidos

Objeto directo à Los vecinos dijeron cómo sucedió todo à Los vecinos dijeron eso

Más Información: ¿Cuales son las paradojas de Zenon y Arquimeles ?

Objeto indirecto à Traje manzanas para quienes quieran comer à Traje manzanas para eso

Complemento circunstancial à Mis padres me dejaron con quien menos quería à Mis padres  me dejaron con esos

Complemento del nombre, de un adjetivo o adverbio à Tengo la seguriad de que me devolverás todo mi dinero à Tengo la seguridad de eso

Atributo à Lo bueno es que pronto te recuperarás à lo bueno es eso

Complemento agente à El acto fue aplaudido por los que asistieron à el acto fue aplaudido por eso

Complemento de régimen à Yo no me acostumbro a que me ordenen las cosas à yo no me acostumbro a eso

El complemento de régimen es un complemento del verbo porque es este el que lo forma. Este complemento aparece con verbos que siempre están acompañados de proposiciones: arrepentirse de, creer en, preocparse por, versar sobre. El complemento funciona como una oración subordinada sustantiva y responde a la siguiente pregunta: ¿preposición + qué + forma verbal? Por ejemplo:

Te arrepentirás de lo que me dijiste à ¿De qué te arrepentirás? à De lo que me dijiste à Te arrepentirás de eso