Saltar al contenido

¿Cuáles fueron los primeros medios de transporte?

Los medios de transporte tienen tantos años de historia como la humanidad. Los primeros medios de transportes creados por los indígenas eran balsas y barquillos de madera.

Historia de los medios de transporte

Los medios de transporte han existido casi desde los inicios de los tiempos. Los seres humanos siempre necesitaron de una forma de trasladarse, principalmente por la tierra. Luego, con el paso de los años, la necesidad de expandirse hacia regiones mas lejanas, dio origen a los transportes marítimos y aéreos.

Gracias a la tecnología moderna, los hombres han inventado transportes con los que se puede recorrer largas distancias por los aires o cruzar ríos y mares.

La historia de los medios de transporte ha avanzado con mucha rapidez. Fue en 1886 cuando Karl Benz crea el primer vehículo automotor, un vehículo con tres ruedas que se destacaba de los demás por tener combustión interna.

Relacionado: ¿Cuáles son los medios de transporte terrestre?

Y ya en 1961, el primer humano viajaba hacia el espacio exterior a bordo de la nave llamada “Vostok”.

¿Cuáles eran los medios de transportes antiguos?

Antes que Karl Benz patentara su primer vehículo automotor con combustión interna, ya existían muchos otros medios de transporte terrestre.

En 1816, la gente se trasportaba en carretas que eran tiradas por mulas, todavía no existían los caminos ni carreteras, mucho menos los coches o aviones.

Aun antes de esto, los indígenas que tenían que recorrer largas distancias en busca de un sitio donde habitar y alimento. Ellos comúnmente habitaban en las costas de los ríos y mares por lo que necesitaban transportes acuáticos. Creaban una especie de barquillos o canoas con madera, en las cuales no solo se transportaban ellos, sino también llevaban su mercancía y animales.

Los españoles fueron los primeros en crear barcos de vela, como galeones y carabelas, en el siglo XVI.

Más Información: ¿Por qué en Cuba hay tantos coches viejos?

Luego, en el siglo XIX llegaron los trenes. Se trataba de una maquina de arrastre que funcionaba en base a la energía liberada del carbón, con vagones unidos entre si, que se trasladaba sobre la vía férrea.