Saltar al contenido

¿Cuales fueron las características del Romanticismo?

El romanticismo tiene características generales son la búsqueda del espíritu individual frente a las corrientes neo clasicistas anteriores, se destaca por esa característica principal.

¿Que es el romanticismo?

El Clasicismo crece si se hace una comparación con los otros.  Se caracteriza principalmente por tener la supremacía del espíritu creador y ademas se desarrolla el universo individual. El liberalismo se defiende ante el despotismo culto.

Más Información: ¿El aseo personal era una costumbre social en la Grecia antigua?

Se le da mayor relevancia a la originalidad y se deja de lado la costumbre clasicista y la adecuación a los estándares. Cada hombre sobresale por su originalidad o por su ingenio.

¿Que se plantea y establece?

  • Se plantea y establece la creatividad ante la emulación de los elementos antiguos y de los dioses de la Atenas clásica.
  • Se siente especial nostalgia por los inicios de una nación o población, se quiere mantener esa esencia pura de los paraísos perdidos.
  • Se yuxtaponen la imperfección, lo inacabo y abierto de una obra sobre lo perfecto, lo concluido y lo cerrado de una composición.

¿Que enaltece el romanticismo?

Establece un tipo de culto al YO y al nacionalismo, ante las características universales y sociales.

Los héroes de las historias románticas eran ejemplos de rebeldía, por lo general estos protagonistas eran de aquellos que se creian ganadores de por si.

Además, los escritores románticos no cumplían ninguna norma establecida que les coartara la libertad creativa y el estilo de escritura era una mezcla perfecta entre la prosa y el verso.

También empleaban un tipo de métrica sin encasillamientos, es decir, las rimas son de estilo libre y suelen ser del tipo asonante.

Más Información: ¿Que es el principio de soberania nacional?

La temática y la ambientación también han sufrido una transformación, se comienzan a emplear y desarrollar ambientes más oscuros, siniestros y sórdidos.

Se suele integrar a la historia la fantasía y la superstición.