Saltar al contenido

¿Cuál es la moraleja del cuento clásico de “La Bella Durmiente”?

La Bella Durmiente” es un cuento clásico que enseña sobre la bondad y el crecimiento.

¿Cómo es el cuento clásico de “La Bella Durmiente”?

Existen muchas versiones del cuento de “La Bella Durmiente”, el mas clásico y conocido es la versión infantil presentada por Disney.
Este omite todas las partes violentas de la verdadera historia como la violación, la infidelidad del príncipe, canibalismo y la hoguera.

Relacionado: ¿Cuál es la moraleja de la Bella y la Bestia?

Los reyes de un lejano reino tuvieron una niña y para su bautizo convocaron a todas las hadas, excepto a la mas malvada. Esta, por venganza, maldijo a la pequeña destinándola a morir a los 16 años cuando se pinche el dedo con una aguja. Una buena hada, al no poder romper el maleficio, lo cambio: no moriría, solo dormiría hasta que el beso del verdadero amor la despierte.


El padre, para evitar esto, ordena eliminar todas las agujas del reino. Aun así, cuando la joven cumplió 16 años se cruzo con una viejecita hilando y se pincho con la aguja, cayendo rendida al suelo en un sueño profundo.
Al no poder hacer nada, decidió que todo el reino dormiría 10 años y un hada así lo hizo.

Más Información: ¿Cuál es la moraleja de “Soldadito de plomo”?

Un príncipe de otro reino llego al lugar persiguiendo a un animal y se sorprendió al ver a todos dormidos, creyó que estaban muertos. Llego hasta Bella y se enamoro de su hermosura, le dio un beso y ella despertó en el mismo instante. La maldición se rompió, por lo que todo el reino también despertó y celebraron este amor.

¿Qué moraleja y enseñanza tiene el cuento de La Bella Durmiente?

En la historia original de la Bella Durmiente el significado es mas profundo. Se ilustra a una niña pasando de la infancia a la pubertad, lo que el padre quiere impedir al eliminar todas las agujas que representan la menstruación, pero no logra porque es el transcurso natural de la vida.
La Bella Durmiente” en su versión infantil enseña que el bien siempre gana, lo poderoso que es el verdadero amor y el coraje para ir.
Como en todos los cuentos para niños, los personajes buenos siempre ganan. En la vida real no es así, pero tampoco podemos negar que la vida es como un boomerang y siempre termina devolviendo lo que se da.