Saltar al contenido

¿Cuál es la moraleja de la pelicula «Coraline»?

La película “Coraline” enseña como moraleja que se debe valorar lo que se tiene, aunque a veces no parezca lo mejor, y que se debe tener cuidado con lo que se desea.

¿Sobre qué trata la película «Coraline»?

Coraline es una pequeña niña que vive con sus padres quienes trabajan mucho para darle lo mejor, pero ella se siente aburrida y quiere más atención.

La niña desea tener “mejores padres”. Ella quiere un padre con quien poder jugar, una madre que le prepare su comida preferida y quienes le permitan jugar bajo la lluvia.

Este deseo la lleva a descubrir una puerta secreta en su casa. La curiosidad puede más que ella y queda encantada cuando entiende que se trata de un mundo paralelo con los padres que ella siempre quiso. Pero esta nueva vida con “nuevos padres” al final parece no ser tan buena como parecía y descubre una verdad que la deja horrorizada.

Relacionado: ¿Cuál es la moraleja de “Juan sin miedo”?

Sus verdaderos padres fueron secuestrados, ella hace todo para recuperarlos y al final entiende que no les ha dado el valor que se merecían.

¿Cuáles son las enseñanzas de la película «Coraline»?

Esta película transmite muchísimas enseñanzas en la historia de la niña y una de ellas resalta el valor de relación familiar.

Los padres de Coraline deben trabajar para darle una mejor calidad de vida, pero ella lo que necesita es más atención. Ademas, las normas que debe cumplir son muy rigurosas para una niña de su edad. Es importante que los padres traten de comprender mejor a sus hijos pequeños.

Cuando los niños no encuentran en sus padres la comprensión y contención que necesitan, lo buscan en otras personas.
Caroline es engañada y manipulada por confiar en desconocidos. En la vida real no sucede como en la película, pero igualmente los niños están expuestos a adultos que pueden tener segundas intenciones.

Más Información: ¿Qué moraleja tiene la pelicula “Charlie y la fábrica de chocolate”?

Por ultimo, la moraleja de esta película enseña que se debe tener cuidado con lo que se desea. A veces la realidad que vivimos no es tan mala como parece, solo tenemos que cambiar nuestra actitud, aprender a valorar lo que tenemos y ser más agradecidos.