Saltar al contenido

¿Cuál es la moraleja de la fábula la liebre y la tortuga?

Esta fabula que tiene como protagonista a la liebre y la tortuga enseña sobre las burlas, las capacidades y talentos, la pereza y la persistencia.

¿Cómo es la fabula de “La liebre y la tortuga”?

La fabula de “La liebre y la tortuga” relata la historia de estos dos animalitos. La liebre se caracteriza por ser muy veloz, mientras que la tortuga todo lo contrario. Por esta razón la liebre siempre se burlaba de la tortuga ridiculizándola delante de todos los demás animales del lugar.

La tortuga, cansada de la situación, decidió retar a la liebre a una carrera apostándole que ella, aun siendo más lenta, le ganaría. La liebre, asombrada por la propuesta, pero muy segura de si misma, acepto. Trazaron el camino por el cual correrían, la meta de llegada y convocaron a otros animales para que presencien el espectáculo.

No había duda de quien ganaría la carrera así que la liebre le dio ventaja a la tortuga y mientras esta caminaba a toda su velocidad posible, ella se echo a dormir una siesta. Luego, tomo velocidad y corrió pasando a la tortuga y adelantándose muchísimo. Allí, segura que la tortuga jamas podría alcanzarla, se acostó a descansar nuevamente bajo un árbol y se que dormida.

A pesar de las burlas y las circunstancias en contra, la tortuga nunca dejo de avanzar. Muy persistente continuaba paso a paso. Llego a donde estaba la liebre y la paso, así llego a la meta.

Cuando la liebre se despertó y se dio cuenta comenzó a correr a toda velocidad para llegar a la meta y se encontró con que la tortuga había llegado primero. Había perdido.

¿Cuál es la moraleja de la fábula la liebre y la tortuga?

Una moraleja es una enseñanza que se transmite por medio de una historia, como en este caso de la carrera entre la liebre y la tortuga. Esta leyenda deja varias moralejas, ideales para los niños y también muy beneficiosas para los adultos.


La fabula de la liebre y la tortuga enseña:

  • Nunca hay que burlarse de otras personas.
  • Con esfuerzo y persistencia no hay limitaciones para conseguir objetivos.
  • La pereza siempre tiene consecuencias negativas, después ya es muy tarde
  • Cualquier persona, sin importar sus condiciones, puede ganar la carrera de la vida.
  • Es necesario reconocer cuales son nuestras habilidades ya que estas son las que, a corto o largo plazo, nos llevaran a la meta.