Saltar al contenido

¿Cuál es la moraleja de la fábula la cigarra y la hormiga?

La fabula de “La cigarra y la hormiga” enseña como moraleja que se debe administrar correctamente el tiempo dándole prioridad a lo necesario e importante en la vida, como trabajar, para después no sufrir las consecuencias.

¿Cómo es la fabula de “La cigarra y la hormiga”?

Esta fabula relata la historia de una hormiga y una cigarra durante el verano. La cigarra disfrutaba de los días calurosos mientras cantaba recostada a la sombra. La hormiga, en cambio, todo el día trabajaba recogiendo alimentos.

–¿Por que no disfrutas del verano? ¿No te cansas de trabajar? – Le dijo la cigarra a su vecina la hormiga.
– El invierno llegara pronto y necesitamos provisiones. ¡Deja la pereza! – le respondió la pequeña.
Lejos de recapacitar, la cigarra siguió cantando muy feliz y burlándose de la hormiga que caminaba bajo el sol en busca de alimentos.

El verano paso, el invierno llego. La cigarra ya no estaba tan contenta, tenia frio, hambre y no sabia donde refugiarse. Lo primero que se le ocurrió fue ir a visitar a la hormiga, sabia que esta había guardado alimentos para estos tiempos duros.
– Dame alimento y refugio – Le reclamo – Tu tienes todo para pasar el invierno, yo no tengo nada – Siguió lamentándose la cigarra.
La hormiga le pregunto – ¿Recuerdas lo que tu hacías durante el verano? ¿Qué estabas haciendo mientras yo trabajaba?

Aunque hubiese querido, la hormiga no tenia lugar en su hormiguero ni provisiones para ayudar a la cigarra, así que esta tuvo que seguir soportando el frió en el campo lamentándose por su holgazanería, pero ya era muy tarde…

¿Qué enseñanzas trasmite la fabula “La cigarra y la hormiga”?

Por medio de esta historia para niños se intentan transmitir algunas enseñanzas que les serán de mucho provecho en su vida.

Las moralejas de la fabula de “La cigarra y la hormiga” son:

  • Aunque el presente sea bueno, siempre hay que estar preparado para hacerle frente a un mal momento.
  • La vida esta conformada de ciclos, algunos son buenos y otros son más difíciles
  • Los momentos buenos son para disfrutar, pero también para trabajar y prepararse.
  • La planificación es la base de todo éxito.
  • La pereza nunca trae nada bueno.
  • No hay que burlarse de nadie, quizás la vida más adelante te lleve a necesitarlo y pedirle un favor.