Saltar al contenido

¿Cuál es la moraleja de la fabula de el gusano de seda y la araña?

La fabula infantil “El gusano de seda y la araña” enseña como moraleja que en el trabajo lo que en verdad vale es la calidad y no la rapidez con la que se lo hace.

¿Cómo es la historia de “El gusano de seda y la araña”?

Este cuento infantil relata la historia de un gusano de seda y una araña. Ambos vivían en la copa de un mismo árbol y durante el día se veían uno a otro como trabajaban fabricando su tela. En realidad, el gusano de seda trabajaba muy arduamente con su seda, mientras que la araña tejía más rápido y lo observaba burlándose porque se esforzaba tanto.

Un día, la araña le pregunto al gusano de seda sobre porque tardaba tanto en hacer su tela, cuando ella podía tejer una tela por día. Este le respondió que no le importaba el tiempo que podía tardar, tenia que trabajar bien en su tela para hacerla de calidad.

Cuando unos hombres subieron al árbol y encontraron al gusano y su seda, se quedaron encantados con la tela por lo que recogieron también al gusano y lo pusieron en una caja para protegerlo. En cambio, cuando vieron la telaraña la rompieron con una rama destruyendo también a la araña.

¿Qué enseñanza transmite la fabula de “El gusano de seda y la araña”?

“El gusano de seda y la araña” es una fabula infantil que transmite una valiosa enseñanza: la importancia del trabajo bien hecho.

El esfuerzo siempre sera bien recompensado. El gusano se esforzó mucho en trabajar en su seda y le dedico mucho tiempo, solo para que esta tenga buena calidad. Esto es lo que le dio valor a la tela. La seda es una de las telas más preciosas que existen, las prendas confeccionadas con este tejido tienen un gran valor.

En resumen, la fabula enseña que es más importante la calidad del trabajo que el tiempo que se invierte en él. Es decir, es mejor hacer un trabajo de calidad que un trabajo rápido.