Saltar al contenido

¿Cuál es el significado del refrán: Árbol que nace torcido jamás su tronco endereza?

El refrán popular “Árbol que nace torcido jamas su tronco endereza” indica que las características que tiene algo o alguien en su origen ya son parte de su destino, no pueden ser cambiadas.

¿Qué expresa el dicho: Árbol que nace torcido jamás su tronco endereza?

En pocas palabras, lo que el refrán “Árbol que nace torcido jamas su tronco endereza” asegura es que como una persona nace es como muere, y como algo comienza es como termina.

Para explicar esto se utiliza la imagen de un árbol con ramas que se han crecido torcidas. No hay forma de enderezar estas ramas por mucha fuerza que se aplique, lo más probable es que si se las intente arreglar se las termine quebrando.
Con este ejemplo se expresa que los niños que nacen con defectos en su personalidad, nunca las pueden corregir, tienen que aprender a vivir con ellas.

Ademas, este refrán no solo se aplica en personas sino también en situaciones. La frase dice “Árbol que nace torcido jamas su tronco endereza” asegurando que las situaciones que tienen un mal comienzo, van a continuar y terminar de la misma manera.

En resumen, según este dicho quien nace malo muere siendo malo, y lo que comienza de mala manera termina aun peor.

¿Es cierto que una persona no puede cambiar con el tiempo?

Es verdad que los refranes son frases que surgen de la sabiduría popular, es decir, de la observación y las experiencias vividas. A pesar de esto, no siempre expresan una verdad absoluta, como es el caso del refrán en cuestión.

Según la ciencia y la psicología, el refrán “Árbol que nace torcido jamas su tronco endereza” no es falso.

La inteligencia y las habilidades pueden ir desarrollándose con el tiempo si una persona se esfuerza, dedica y practica. El cerebro tiene mucha flexibilidad para ir adquiriendo conocimientos y evolucionar.