Saltar al contenido

¿Cómo se llama el río que desemboca en otro río?

El río que desemboca en otro río se llama afluente, conocido también como tributario.

Desembocadura de un río a otro río

¿Qué es un río?

Un río es una corriente continua de agua dulce. Nace generalmente en zonas elevadas como las montañas y va recorriendo los valles y las llanuras, para que terminen por desembocar sus aguas en el mar (río principal) o en otro río (afluente) donde finalmente se unifican en un lugar específico llamado confluencia.

Confluencia de los ríos Ródano y Arve en Ginebra, Suiza.
Confluencia de los ríos Ródano y Arve en Ginebra, Suiza.

Los afluentes

Entre las características principales a destacar de los afluentes respecto a otro tipo de ríos, hay que tener en cuenta que poseen un menor caudal o cantidad de agua, una menor longitud o una menor superficie de la cuenca que el río principal en el cual desembocan. Los afluentes pueden entrar por la derecha (margen derecho) o por la izquierda (margen izquierdo), de acuerdo con las condiciones geográficas del área en la que se encuentren ambos ríos.

De todos modos y pese a la anterior conceptualización que se acaba de realizar sobre ellos, es posible encontrar varias excepciones a esta característica.

El río Misisipi como una excepción

Dando continuidad a la idea del párrafo anterior, un ejemplo claro es el río Misisipi, que tiene como afluente al río Misuri, el cual es 600 km más largo y tiene una cuenca tres veces más extensa que el Misisipi, e igualmente es considerado un afluente.

Efluente o distributario

Como buena parte de este tipo de fenómenos, existe un anverso a la explicación. En este caso lo contrario de afluente es efluente o distributario, y se trata de un río menor que se desprende de un río principal. Los efluentes pueden ser naturales (los cuales se encuentran mayoritariamente en los deltas) o artificiales (que se construyen en zonas secas para abastecer de agua a poblaciones y sembrados).