Saltar al contenido

¿CUÁL ES EL PERFIL DE UN PRESIDENTE DE LA NACIÓN?

El sistema constitucional tiene una estructura presidencialista. Por ello es importante el perfil humano y psicológico que debe de tener el primer mandatario de la Nación. La forma de ser de un presidente, tiene mucho que ver en el destino de una República. En otras palabras, el presidente debe de saber cómo conectar sus ideas con la realidad y, sin duda algunas, sus emociones.

¿QUÉ ES SER UN PRESIDENTE?

El Presidente es la persona que lleva maneja el poder ejecutivo de un Estado o región. Dicha formula fue incorporada a la Constitución de los Estados Unidos y en la actualidad, se usa en distintos países del mundo.

¿CUÁL ES EL PERFIL DE UN PRESIDENTE DE LA NACIÓN?

Más información: ¿Qué presidentes han muerto en su cargo?

En países que tengan regímenes de gobierno republicano, se conoce al jefe de gobierno como Presidente. Por lo general, son elegidos por el pueblo, el congreso o parlamento para cumplir un periodo de 4 a 8 ochos, según sea el país del que estemos hablando.

No obstante, en países que se caracterizan por tener una monarquía parlamentaria, el primer ministro es el presidente de Gobierno. Este es el caso de países como España.

PERFIL DE UN PRESIDENTE DE LA NACIÓN

Ser presidente de una República es una de las más grandes responsabilidades que pueda existir, ya que se obtiene el poder ejecutivo total de un Estado.

Más información: ¿Cuáles son las mujeres que han sido presidente en el mundo?

Para ser presidente es importante cumplir con algunos requisitos que se encuentran escritos en las leyes de cada Nación. Un político debe de tener:

¿Qué presidentes han muerto en su cargo?

Más información: ¿Quien fue el primer presidente elegido en democracia en Argentina?

  1. Capacidad de justicia
  2. Apegarse a la ética y a la moral
  3. Madurez
  4. Ser una persona respetuosa
  5. Ser un excelente mediador o conciliador
  6. Deber de apegar su criterio a la realidad

En la actualidad, es importante hacer cumplir las exigencias estipuladas en nuestras leyes a los políticos para que en un futuro puedan ser presidentes.