Saltar al contenido

¿Qué órgano segrega la insulina?

El órgano encargado de segregar la insulina es el páncreas.
El páncreas es un órgano situado detrás del estómago, en el lado izquierdo del cuerpo.
El páncreas es un órgano situado detrás del estómago, en el lado izquierdo del cuerpo.

La insulina

¿Qué es la insulina?

La insulina es una hormona que desempeña un papel fundamental en el proceso del metabolismo, en el cual los alimentos digeridos son transformados en la energía que el organismo necesita para realizar las labores del día a día. Está formada por más de 50 aminoácidos.

Interior del páncreas, donde se observan los islotes de Langerhans.
Interior del páncreas, donde se observan los islotes de Langerhans.

Cuando digerimos los alimentos, el cuerpo convierte la mayor parte de ellos en glucosa (una forma de azúcar). La insulina permite controlar el ingreso de esta glucosa en las células y que sea utilizada como energía. Cuando el páncreas produce poca insulina, la glucosa comienza a acumularse en la sangre al no poder ingresar en las células, dando origen a la enfermedad llamada diabetes.

Segregación de la insulina

El páncreas es el órgano encargado de segregar la insulina que el organismo necesita, concretamente por las células beta de los islotes de Langerhans. El páncreas de una persona adulta produce diariamente alrededor de 50 unidades que se almacenan en gránulos secretorios a la espera de un estimulo que produzca su segregación a través del torrente sanguíneo.

Luego de que la insulina sea segregada al torrente sanguíneo, esta viaja y llega a los distintos tejidos que comprenden el cuerpo humano que cuentan con pequeños receptores que permiten el paso de la insulina y glucosa.

Insulina y diabetes

Las personas que sufren de diabetes, por norma general, tienen problemas con la insulina ya que su organismo no le brinda un adecuado uso provocando que el torrente sanguíneo sea invadido por la glucosa. Las acciones a tomar dependerán del tipo de diabetes y pueden ir desde llevar una vida saludable hasta la aplicación de insulina a través de inyectables; aunque siempre es recomendable acudir al médico ya que es la mejor forma de cuidar al organismo.