Saltar al contenido

¿Cómo y cuándo se contagia la varicela?

La varicela es una afección muy contagiosa. Este virus se transmite con mucha facilidad de persona a persona por medio de las partículas de saliva que expulsan cuando estornudan, tosen y hablan, o por el contacto con las lesiones de la piel. El contagio puede tener lugar de 1 a 2 días antes que comiencen a aparecer las lesiones cutáneas, hasta que estas se sequen y se conviertan en costra.

¿Cuándo se contagia la varicela?

El contagio de la varicela puede suceder desde el primer al tercer día antes que comiencen a brotar los sarpullidos y demás lesiones en la piel.

Desde ese momento hasta que se formen las costras, es decir después de 5 a 7 días, se puede transmitir el virus.

Como todavía la persona afectada no tiene síntomas no sabe que esta contagiando a otros. Hasta que los síntomas se presenten puede pasar de 10 a 21 días.

¿Cómo se contagia la varicela?

El contagio de la varicela puede darse de diferentes maneras:

Contacto directo: Las ampollas que se forman en la piel contienen el virus de la varicela. Así que si se tiene contacto con estas lesiones se puede transmitir el virus.

Secreciones respiratorias: Las personas afectadas expulsan gotitas al hablar, toser, estornudar y respirar. Si una persona sana inhala estas secreciones puede contagiarse.

Transmisión en el embarazo: Si una mujer embarazada padece varicela durante los primeros 6 meses de embarazo esto puede afectar al feto. Se lo conoce como ‘varicela congénita’ y puede ocasionar problemas en la formación de extremidades, perdida de visión, afecciones en el sistema nervioso y hasta pueden morir.

¿Quién ya padeció varicela puede contagiarse otra vez?

Las personas que ya han padecido de varicela, no pueden contraer nuevamente esta enfermedad.

Quienes ya han sufrido varicela quedan inmunes a este virus. Son muy pocos los casos en que las personas que ya padecieron varicela nuevamente se contagian.

¿Se puede prevenir la varicela?

Por supuesto que si, la varicela puede prevenirse. La principal forma de evitar contraer varicela es aplicarse la vacuna correspondiente.

Las personas que tienen esta vacuna, en su mayoría, no se contagian esta enfermedad. En caso que aun así lleguen a padecerla tienen síntomas muy ligeros.