Saltar al contenido

¿Cómo vestirse para una entrevista de trabajo?

Muchas veces cuando nos comunican que somos candidatos para una entrevista de trabajo lo primero que viene a nuestra mente es ¿Cómo debo vestirme? Y es que esta interrogante ronda en la mente tanto de hombres como mujeres pues no cabe duda que la apariencia física será nuestra primera carta de presentación antes de iniciar con la entrevista personal; pero no te preocupes, pues te presentaremos una serie de normas básicas ideales para cualquier tipo de ambiente laboral. 

¿Cuáles son las normas básicas para acudir bien vestido a una entrevista laboral?

Escoger la ropa para acudir a tu entrevista es un paso que no debes tomar a la ligera, pues requiere de que tomen en cuenta algunos aspectos importantes que no puedes dejar por fuera; sin embargo, existen normas que así seas hombre o mujer es importante que las sigas , la primera de ellas es acudir bien aseado, lo que incluye uñas bien limpias, barba afeitada o muy cuidada para que no se vea desprolija; cabello limpio y adecuadamente peinado y no olvides un aroma de perfume suave.

No caigas en los excesos; si te gusta llevar accesorios como reloj, bolso, zarcillos o pulseras, evita de que sean grandes o extravagantes. Otra norma es usar ropa de tu talla, no es recomendable vestir prendas muy ajustadas ni muy grandes.

Cómo vestirse para una entrevista de trabajo
Utiliza maquillaje suave y accesorios que no sean extravagantes

No utilices prendas de vestir que luzcan desgastadas, sin planchar o con manchas, debes de lucir completamente pulcro.

Para la primera entrevista, apuesta siempre por lo clásico, utiliza colores neutros y suaves sin importar si la empresa tenga un ambiente informal o formal.

Si conoces el funcionamiento de la empresa y la has visitado anteriormente, fíjate como lucen las personas que están en algún puesto de trabajo similar al que aspiras, esto podría ser una referencia, no se trata de copiar el mismo look, sino de visualizar el estilo de sus empleados.

¿Cómo deben de vestir los hombres?

Muy bien, ya has tomado en cuenta las normas básicas anteriormente descritas, ahora es momento de que decidas si quieres vestirte con un look formal o informal.

Cómo vestirse para una entrevista de trabajo
Cualquiera que sea el look escogido, recuerda que tu ropa debe estar limpia y bien planchada

Si apuestas por un look formal, escoge un traje clásico de colores oscuros como negro, gris o azul marino en combinación con una camisa que sea lisa y de un tomo más claro al del traje; no olvides la corbata, apuesta por las unicolores o un estampado discreto.

Más Información: ¿Qué responder sobre tus defectos en la entrevista de trabajo?

Si deseas llevar un look informal, escoge un pantalon de tela o un vaquero siempre y cuando sean lisos y de tonos oscuros, no olvides la camisa manga larga lisa o de estampados discretos; puedes llevar una chaqueta sport como complemento.

¿Cómo deben de vestir las mujeres?

Para las mujeres es un reto un grande pues siempre llevan más complementos que pudieran jugar en contra como maquillaje, bolsos, zarcillos o collares, así que toma en cuanta los siguientes datos, sin olvidar las normas básicas que han sido nombradas en un principio.

Cómo vestirse para una entrevista de trabajo
Escoge colores simples, estampados discretos y tacones bajos

Para lucir un look formal, los trajes de chaqueta con falda o pantalón son los ideales, siempre y cuando sean colores neutros, el largo de la falda debe ser hasta la rodilla y puedes escoger una blusa unicolor o con estampados sutiles, olvida las transparencias y escotes y los zapatos deben de tener poco tacón y preferiblemente ser cerrados.

Más Información: ¿Cuáles son los mejores trabajos para jóvenes estudiantes?

Un look informal puedes conseguirlo usando un jean de color oscuro sin ningún accesorio en la tela combinado con una camisa o blusa manga larga, sin transparencias ni escotes combinados con un zarcillos, pulsera y collar que sean discretos, no olvides los zapatos cerrados y con un tacón cómodo que no sea muy alto.

Ahora si, ya tienes las herramientas necesarias para escoger la ropa apropiada para esa entrevista laboral que tanto has esperado.