Saltar al contenido

¿Cómo vestir a un bebé en invierno?

Un bebé debe estar bien abrigado en invierno para no pasar frio, pero tampoco sobreabrigado porque puede ser peligroso.

¿Qué prendas elegir para vestir a un bebé en invierno?

Existen muchos tipos de prendas abrigadas que se pueden utilizar para vestir a un bebé durante los días fríos de invierno.

Entre ellos, los más recomendados son los bodies o enteritos. Estos son muy fáciles de colocar así que se los puede vestir rápido evitando que queden descubiertos y tomen frío. Pueden tener mangas largas o cortas. Generalmente tienen broches en la entrepierna que evitan que al moverse los bebés se desabriguen el abdomen o la espalda.

La primera ropa del bebé, es decir la que esta en contacto directo con la piel, siempre debe ser de algodón. Este tipo de tejido es perfecto para evitar las irritaciones y alergias.

Los abrigos para bebés pueden ser de diferentes tejidos. Pueden ser de lana, polar o terciopelo, entre otros. Lo más recomendable es que estos no estén en contacto con la piel del bebé.

Debe tratarse de prendas fáciles de poner y quitar. No deben tener accesorios pequeños, como botones, ya que pueden desprenderse y ser un peligro para los bebés pequeños.

¿Cómo vestir a un bebé para dormir en invierno?

Durante las noches de invierno es importante abrigar correctamente al bebé para dormir. Se debe controlar que la temperatura de la habitación se encuentre a 20ºC aproximadamente.

Abrigar bien al bebé no quiere decir cargarlo de prendas, esto puede llegar a ser riesgoso. Lo mejor es elegir las prendas indicadas, como un body de algodón que cubra también sus pies o un pijama y calcetines.

Es más recomendable abrigarlo pero con prendas ligeras y taparlo con una manta.

¿Cómo vestir a un bebé para salir en invierno?

Para salir de la casa en invierno hay que cuidar muy bien las prendas que va a vestir el bebé. Se lo va a exponer al ambiente frío del exterior y hay que tener en cuenta que a ellos todavía les cuesta regular su temperatura corporal, tienen poca grasa y permanecen quietos. Como consecuencia, su temperatura es baja porque pierden rápido el calor.

La manera más fácil de saber como vestir a un bebé para salir en invierno es añadiendo un abrigo más al que lleva un adulto.

Para evitar que el bebé sufra los cambios de temperatura de lugares cerrados y lugares abiertos, lo mejor es que tenga un abrigo fácil de quitar. Así se podrá ir regulando su temperatura según lo necesite.

No hay que olvidarse también que durante la salida quizás haya que cambiarle el pañal. Es por eso que siempre se debe vestir al bebé con un pantalón que tenga cintura de elástico o abertura en la entrepierna, de modo que se pueda cambiar el pañal sin desabrigarlo.