Saltar al contenido

¿Cómo tratar la conjuntivitis de forma rápida?

La conjuntivitis es una de las afecciones oculares más comunes y que afecta a grandes y chicos dependiendo de su detonante pues, puede ser de origen bacteriano, alérgico, vírico u ocasionada por productos químicos; en cualquiera de los casos, lo ideal es acudir al especialista médico para que indique el tratamiento adecuado, sin embargo, existen remedios naturales muy efectivos que pueden calmar estos molestos síntomas, quédate con nosotros y descubre cuales son.

Síntomas de la conjuntivitis

Para que estés claro que te encuentras frente a un cuadro de conjuntivitis, es necesario que conozcas sus síntomas entre los cuales destacan:

  • Inflamación y enrojecimiento de la parte interior del párpado o zona blanca del ojo.
  • Lagrimeo continuo.
  • Se intensifica la secreción ocular que dependiendo del agente causal puede ser transparente, amarilla, blanca y hasta verde.
  • Sensación de ardor, irritación y picazón en los ojos.
  • Presencia de legañas en pestañas y párpados.

Si presentas cualquiera de estos síntomas, lo más probable es que estés pasando por un cuadro de conjuntivitis.

Tratamientos caseros para la conjuntivitis

Si sufres de conjuntivitis y deseas aliviar la afección de forma inmediata antes de acudir al especialistas, puedes recurrir a los tratamientos caseros.

Manzanilla

Las ricas propiedades antiinflamatorias y antibacterianas de la manzanilla la convierten en un tratamiento casero ideal para aliviar los molestos síntomas de la conjuntivitis.

Cómo tratar la conjuntivitis de forma rápida
La manzanilla fría contrarresta el malestar causado por la conjuntivitis

Prepara un té de manzanilla como de costumbre con dos bolsitas, solo que en este caso, debes colocarlo a enfriar para que puedas usarlas cuando estén bien heladas, colócalas sobre tus ojos y deja actuar por 5-10 minutos; repite este procedimiento por dos o tres veces diarias.

Colocar compresas frías

Si tienes la sensación de picazón o ardor característica de la conjuntivitis, puedes aliviarla de forma sencilla tomando unos cuantos cubos de hielo del refrigerador.

Más Información: ¿Qué es una conjuntivitis alérgica?

Toma los cubos de hielo y envuélvelos en una toalla limpia, colócalos sobre tus ojos durante unos diez minutos, puedes descansar unos minutos y repetir el proceso; recuerda lavar la toalla o usar una limpia cada día al aplicar este tratamiento.

Rodajas de pepino

El pepino es rico en atioxidantes y tiene un gran efecto calmante al ser usado de forma directa por lo que calma y alivia la comezón y el enrojecimiento.

Cómo tratar la conjuntivitis de forma rápida
El pepino tiene efecto calmante sobre el área aplicada

Toma un pepino y lávalo bien, luego corta unas rodajas y llévalas a la nevera o al refrigerador para que se enfríen, colócalas sobre tus ojos por espacio de 10 minutos, al culminar el tiempo descartalas y repite tres veces al día con rodajas frescas.

Solución de agua salina

El agua salina es de gran ayuda por su acción desinfectante y antiséptica y podrás utilizarla en casos de síntomas de conjuntivitis; de igual forma, es un humectante natural ideal así que será de gran ayuda para restaurar la salud de tu globo ocular.

Más Información: ¿Es bueno tratar la conjuntivitis con manzanilla?

El procedimiento es muy sencillo, toma un cuenco grande y coloca agua tibia con una pequeña cantidad de sal, ahora sumerge tu rostro en el agua procurando abrir para que la solución penetre en la zona afectada; seca tu rostro y repite dos veces aldía.

Rodajas de papa o patata

El zumo de la patata es un excelente antiinflamatorio y su uso en este caso es similar al del pepino.

Solo debes lavar bien la patata y cortar rodajas, colócalas a enfriar y luego llévalas a tus ojos por espacio de 10 minutos; esto ayudará con el enrojecimiento pues restaura los vasos sanguíneos que han sido afectados por la conjuntivitis.

Recuerda que los tratamientos caseros permiten aliviar los síntomas del padecimiento, pero si estos persisten o empeoran, lo mejor será que acudas con el médico especialista.