Saltar al contenido

¿Cómo superar un hábito no saludable?

Según los psicólogos un hábito no saludable se refiere a un comportamiento involuntario, que es desapercibido por la persona y no lo logra cuestionar. Estos hábitos son perjudiciales para la salud, afectando el equilibrio emocional, y por lo regular están vinculados con problemas emocionales. Sin embargo, la forma efectiva de poder superarlos es sustituyéndolos por otros hábitos que sean saludables; estos se logran a través de un trabajo diario, persistente y consciente, acompañado de la voluntad de querer cambiar.

Obstáculos a vencer para superar un hábito no saludable

En el proceso de cambiar un hábito no saludable, es normal que se presentan algunos obstáculos que con confianza, perseverancia y trabajo podrás vencer; de los cuales se mencionan:

El hecho de postergar, implica aceptar de forma continua el pensamiento de dejar el inicio para mañana, esto suele suceder cuando no hay seguridad. Ante cualquier excusa piensa en los beneficios que estás dejando de recibir por no dar el paso.

La falta de motivación, en este punto es necesario que reflexiones sobre las consecuencias que para tu salud puede ocasionar el mal hábito, y aférrate al deseo de vivir una vida saludable.

Los malos hábitos atentan contar el estado de salud

El no estar convencido, en esta situación ayuda el recordar que la decisión de cambiar un hábito no saludable es personal, y puedes hacerlo por el bienestar propio.

 El sedentarismo, la falta de actividad física puede generar un aumento del estrés, ansiedad y frustración lo que conlleva a que el hábito no saludable se torne recurrente.

La ausencia de control es común, y para contrarrestar este hecho, es importante realizar un registro de las veces que sientes la necesidad de recurrir al hábito no saludable.

El deseo de abandonar, es normal que en algunas circunstancias surja un pensamiento de no querer seguir intentándolo, sin embargo en estos casos no pierdas la confianza y recuerda que el proceso es lento y que lo que cada día logres te dará la victoria. Es necesario persistir.

Estrategias para sustituir un hábito no saludable

Los expertos coinciden en afirmar que los hábitos no saludables afectan la salud en general, por lo cual resulta necesario aplicar ciertas estrategias que puedan ayudar a superar dichos hábitos, de las cuales se mencionan las siguientes:

Más Información: ¿Cuáles son los hábitos de las personas exitosas?

Identifica el hábito que está afectando tu vida y que deseas cambiar, aquí está el comienzo del proceso porque el hábito no saludable ha permanecido durante tiempo desapercibido, y solo existe como un mecanismo utilizado de forma inconsciente para dar respuesta a una necesidad.

Como por ejemplo calmar el estrés, la ansiedad, ocultar una frustración, entre otros.

Una vez que identifiques el hábito no saludable procede a tomar la decisión de desprenderte de ese hábito, para ello es necesario ser consciente del daño que ese comportamiento genera a tu salud y vida en general.

Identifica las ventajas de abandonar el mal hábito

En este punto puede ser ventajoso realizar un listado donde escribas las ventajas que traerán a tu vida el que puedas superar dicho hábito.

Observa y registra cuantas veces repites el hábito no saludable, realiza de forma diaria este procedimiento durante 21 días.

Observa y se consciente de ¿cuál situación? o ¿quién produce en ti el efecto de desencadenar el hábito no saludable?, y luego escribe las señales que te dicen la causa del querer acudir al mal hábito.

Como por ejemplo, fíjate si sientes ansiedad antes de hablar en público o de tener reuniones importantes, y si producto de esa ansiedad comes dulces o tomas café en abundancia.

Más Información: ¿Cuáles son los malos hábitos que dañan los dientes?

Sustituye el hábito no saludable por un hábito que sea saludable, que haga bien a tu salud y te genere satisfacción a nivel integral.

Mantén una actitud positiva a lo largo del proceso, motívate y aprecia los avances obtenidos.