Saltar al contenido

¿Cómo ser un buen mesero?

Para muchos, ser mesero parece una trabajo muy sencillo, sin embargo, es una labor muy dura, además las propinas o ganancias dependerán de la destreza, dominio y presencia en tu sitio de trabajo; un mesero profesional tiene mucho éxito dentro de su gremio y se lo ha ganado con todo el esfuerzo y dedicación, así que toma nota de los siguientes consejos para que tengas los mejores resultados en tu trabajo.

Tips para ser un buen mesero

Si lo que deseas es destacar en el restaurante donde laboras como mesero, es necesario que pongas en práctica estos consejos, tu desempeño se verá reflejado en las propinas al final de cada atención al cliente.

Excelente presencia

Sea cual sea el restaurante donde trabajes, la presencia lo es todo pues será lo primero que vea el cliente al hacer su orden.

Recuerda estar aseado, el cabello limpio y bien peinado o recogido en caso de que lo tengas largo; tus manos limpias y uñas impecables.

Cómo ser un buen mesero
Causar una buena impresión es de gran importancia

No olvides usar un uniforme limpio y libre de arrugas al igual que el mandil, tus zapatos deben estar muy lustrosos; si eres de los que usa loción, trata de que sea un aroma suave que no interfiere con los olores de la comida de los comensales.

Aprende el menú

Esta podría decirse que es una de las pruebas de fuego de todo mesonero, pues si no conoces el menú, tu ganancia se verá perjudicada por completo, incluso puede ser motivo de quejas por parte de los clientes.

Sin importar las dimensiones del restaurante, es necesario que sepas cada detalle del menú y de lo que ofrece en cuanto a bebidas, vinos, platos de adultos y niños.

Más Información: ¿Cuáles son los mejores trabajos para jóvenes estudiantes?

Nunca faltan los clientes que desean conocer cada detalle del plato o los que sean vegetarianos y no vean algo disponible entre las comidas.

Conocer le menú te permitirá hacer sugerencias de forma respetuosa y aportar soluciones a la hora de tomar la orden de los clientes.

No apresures a los clientes

No hay nada más molesto para los clientes que un mesonero apresurado o impaciente por tomar una orden, claro está, la idea tampoco es que desaparezcas.

Lo importantes es que después de su recibimiento, permanezcas a la vista para que no los hagas esperar; una buena opción es ofrecer alguna bebida durante los primeros dos minutos de su llegada a la mesa haciendo hincapié en lo que ofrece el menú de bebidas.

Cómo ser un buen mesero
Dale tiempo y espacio a los clientes para tomar su orden

Una vez que hayan recibido sus platos, puedes acercarte rápidamente para verificar que todo esté en orden y que no falte nada.

No confundas los platos

Una muy buena técnica para recordar el plato de cada cliente en un mesa es anotar los pedidos en sentido de las agujas del reloj.

Escoge un punto de la mesa o un cliente en particular para que sea el de referencia con las «12:00», luego las ordenes del resto de los clientes podrás anotarlas en la siguiente hora, por ejemplo, 1:00 sopa, 2:00 camarones, 3:00 pasta y así sucesivamente.

Sé amable y respetuoso

Una sonrisa es el mejor recibimiento para los clientes, no olvides ser amable; evita inmiscuirte en las conversaciones ni emitir ningún comentario ni opinión sobre tu vida personal o del trabajo en ese restaurante.

Más Información: ¿Cuáles son los tipos de menú en un restaurante?

Evita cualquier tipo de coqueteo; si un cliente no está a gusto con tus servicios, se tolerante y busca la intervención de tu superior, no pagues tu descontento con el resto de los clientes.

Apoya al resto del equipo

Un buen mesero no solo se ve en la atención a los clientes, también incluye el trabajo en equipo, así que si el restaurante es muy concurrido, si estás disponible, puedes echarle una mano al compañero de otra mesa si ves que hay un plato vacío que no ha sido retirado.