Saltar al contenido

¿Cómo se juega a «La Casita Robada»?

La Casita Robada” es un juego de cartas en el que se deben unir las cartas que se tienen en la mano con las que se encuentra en la mesa o en el pozo de otro jugador, si tiene el mismo numero. Gana el jugador que más cartas obtiene al finalizar la partida.

¿Cuál es el objetivo del juego?

El objetivo del juego de cartas “La casita robada” es quedarse con el mazo de cartas del compañero al que se llama “casita”.

Es decir, cada jugador va ‘robando’ la ‘casita’ de los otros hasta que se queda con la mayor cantidad de cartas.

¿Cuántos jugadores pueden jugar a «La Casita Robada?

A “La Casita Robada” puede jugar 2 o más jugadores. Estos pueden participar en el juego de forma individual o formar parejas.

¿Cómo se desarrolla el juego «La Casita Robada»?

Para comenzar a jugar a “La Casita Robada” las cartas deben ser repartidas. Cada jugador recibe tres cartas. Sobre la mesa se dejan cuatro cartas boca arriba para que todos puedan verlas.
Cuando los jugadores ya hayan jugado las cartas que recibieron, se debe volver a repartir tres cartas más a cada uno.

Relacionado: ¿Cómo se juega al tuti fruti?

El jugador que comienza el juego es el que se encuentra del lado derecho de quien reparto las cartas. A este se lo denomina “mano”.
En su turno, cada jugador debe unir una de las cartas que tenga en la mano a una de la mesa que sea de igual numero.
En el caso que en la mesa no haya una carta con igual numero a la que tiene en la mano puede ir a la opción 2: Si alguno de los jugadores tiene una “casita”, o “pozo” como también se lo llama al montón de cartas que va acumulando, que comience con una carta que tenga su mismo numero se lo puede robar.

Cada jugador procede la misma manera. Después que se hayan tirado las 3 primeras cartas recibidas, se vuelve a repartir las cartas entregando 3 cartas más a cada uno.

Más Información: ¿Cómo se juega al domino?

Ya cuando el mazo de cartas se acaba y cada jugador termina de jugar sus ultimas 3 cartas recibidas, la partida termina.

Gana el jugador que haya conseguido obtener más cantidad de cartas en su “pozo” o “casita”.