Saltar al contenido

¿Cómo se forman los volcanes?

La formación de los volcanes se inicia a partir de una reserva de magma que se sitúa en lo profundo de la corteza terrestre. Este se genera dentro de la corteza sólida y ocasiona la suficiente presión para iniciar la formación del volcán.

Volcán: Principio y fin

Desde la formación de la tierra está se ha mantenido en un constante movimiento, como consecuencia, se  forman grandes cadenas de montañas que emergen en ocasiones ligadas a erupciones volcánicas.

La presencia de grandes cantidades de roca derretida, provoca una presión muy fuerte que, poco a poco, eleva el terreno distorsionando su forma natural. Al mismo tiempo, se forma un conducto, que es el encargado de comunicar la cámara principal con la superficie. Se le denomina chimenea y la abertura superior que posee para la salida del magma lleva por nombre cráter.

Casi siempre la erupción del volcán ocasiona que el magma se acumule en el cráter y se desborde alrededor de toda la extensión, aunque existen otros casos donde la presión generada en la cámara es tan fuerte, que el material sale disparado directamente hacia la superficie. Todas estas explosiones hacen la forma de la montaña mucho más pronunciada, por lo cual, si se trata de un volcán activo que ha sufrido una respetable cantidad de erupciones, la montaña deberá ser más grande.

Volcanes formacion
Volcán en erupción

Los volcanes en el mundo

No es un secreto la gran cantidad de volcanes que existen alrededor de todo nuestro planeta.

Este fenómeno geológico suele ser el principal protagonista de muchos paisajes espectaculares, como los conocidos en Estados Unidos, Chile e incluso Japón. Algunos son tan inmensos como el famoso Monte Etna ubicado en Italia o el Monte Krakatoa en Indonesia, mientras otros son sólo una atracción turística como los volcanes inactivos situados en Europa.

Volcanes
Un volcán puede estar inactivo por varios años

La corteza terrestre

Es bien conocido que la estructura geológica del volcán posee un conducto capaz de mantener una comunicación permanente entre la superficie y los niveles más bajos de la corteza terrestre.

Para entender un poco más sobre su formación, es necesario conocer cómo se conforma. La corteza está compuesta por dos mantos hechos de granito (en el área superior) y de basalto (en el área inferior). Estamos hablando de casi 40 kilómetros de espesor y otros 8 kilómetros hacia los océanos. A su vez, posee una capa que adquiere un mayor nivel de temperatura a medida que se eleva su profundidad.

Cómo se forman los volcanes
Cada volcán es único en su forma y volumen

Datos adicionales de los volcanes

  • En la capa más profunda de la corteza terrestre, es donde se encuentra el magma, también conocido como roca derretida. El núcleo de la tierra está más abajo y se presume que está hecho de hierro, en una mezcla poco conocida de estados líquidos y sólidos.
  • Los volcanes no sólo están presentes en nuestro planeta, sino también en otros como Marte (donde se encuentra el volcán más grande conocido denominado Monte Olimpo, cuyas medidas abarcan más de 500 kilómetros de extensión y poco menos de 30 de altura).
  • Aunque parezca increíble, cada volcán es único en forma y volumen. Esto se debe a que algunos sólo han hecho erupción estado durante unas pocas veces, mientras que otros, cuyo estado es siempre activo, mantienen una forma mucho más imponente y de mayor.