Saltar al contenido

¿Cómo saber si un niño es dislexico?

Para saber si un niño es disléxico, es decir si sufre de un trastorno que afecta a la escritura y lectura, es importante poner atención a los síntomas y su comportamiento.

¿Qué es la dislexia?

Se denomina ‘dislexia’ a un trastorno neurobiologico que afecta la escritura y lectura por lo que tiene muchas consecuencias en el proceso de aprendizaje.

La principal característica de este trastorno es la dificultad para leer y escribir. Por lo general este padecimiento tiene su origen en cuestiones relacionadas con la edad, mala escolarización o dificultad en la vista.

Los niños y adolescentes que sufren de dislexia tienen muchos problemas para comprender los textos que leen, como también para expresarse, reconocer palabras y seguir consignas escritas.

Es importante detectar este trastorno lo antes posible para poder tratarlo y evitar que se desarrolle con consecuencias más graves.

¿Cuáles son los síntomas de la dislexia?

Para poder reconocer la dislexia es necesario saber cuales son los síntomas principales de este trastorno.

Los principales síntomas de un niño con dislexia son:

  • Dificultad para comenzar a hablar
  • Confundir palabras que tienen una pronunciación parecida
  • Inconvenientes para aprender palabras nuevas
  • Problemas para expresarse
  • Les cuesta identificar las letras
  • No pueden distinguir fácilmente el lado izquierdo y derecho
  • Pierden la noción del tiempo y se desorientan
  • No entienden las instrucciones así que les cuesta seguirla
  • Tienen problemas para memorizar
  • Su concentración es muy ligera
  • No mantienen el equilibrio
  • El lápiz lo sostienen de forma incorrecta

¿Cómo identificar un niño con dislexia?

Para poder identificar a un niño con dislexia es necesario obtener información sobre este trastorno. Se puede leer mucho sobre la dislexia en internet pero lo más recomendable es consultar a un medico especialista en el tema para que pueda asesorarte mejor.

Conocer los síntomas de la dislexia y prestar atención si el niño tiene algunas de estas manifestaciones ayudara a detectar el trastorno con más facilidad.

Ademas es necesario analizar el comportamiento del niño. Los problemas no solo se dan en la lectura y escritura, sino también en las habilidades sociales y en su personalidad.

Muchos niños reaccionan con tristeza y apatía, mientras que otros se irritan y se vuelven violentos. Hay que tener en cuenta que tener problemas en el aprendizaje es un proceso muy duro en la edad escolar y pueden ser victimas de acoso y bullying.