Saltar al contenido

¿Cómo saber si estoy listo para vivir solo?

Independizarse y mudarse solo es el sueño de la mayoría de los jóvenes que todavía viven en la casa de sus padres. Para vivir solo es importante estar preparado: ser responsable, no necesitar ayuda para el día a día, tener emociones estables, no depender financieramente de otra persona, ser organizado y saber cocinar, entre otras cosas.

¿Cuáles son las ventajas de vivir solo?

¿Cuáles son las ventajas de vivir solo?
¿Cuáles son las ventajas de vivir solo?

Tranquilidad

La principal ventaja de vivir solo es la tranquilidad. Al no compartir casa con ninguna compañía no tienes que lidiar con las relaciones personales que en ocasiones generan discusiones y confrontaciones.

No hay que compartir dinero

Tu administras tu dinero como mejor te parece. No tienes que compartir tu dinero con otra persona, ni tienes que rendirle cuentas a nadie.

Tú decides qué hacer y cuándo

Es tu casa, vives solo ¡Tú decides! Puedes hacer lo que quieras, cuando quieras. Al no vivir con otras personas no molestaras a nadie, ni nadie te reclamara nada.

No tienes que recibir visitas que no quieres

Puedes recibir visitas de las personas que desees en el momento que lo desees. Además, no tendrás que soportar visitas que no quieres, como si sucede generalmente cuando uno comparte la casa con la familia o compañeros de piso.

¿Cómo saber si se está preparado para vivir solo?

¿Cómo saber si se está preparado para vivir solo?
¿Cómo saber si se está preparado para vivir solo?

Eres independiente

Si quieres vivir solo debes ser totalmente independiente. No puedes estar necesitando a tu mamá, papá u otras personas para que te ayuden con las tareas básicas de la vida cotidiana. Si vas a vivir solo, todo debes hacerlo tu mismo.

Buen estado emocional

Tener buena salud emocional es fundamental. Es normal que una persona se sienta mal en alguna ocasión o al pasar por un momento difícil, pero quienes necesitan apoyo y contención a diario no pueden vivir solos ya que no tendrán un compañero con quien desahogarse.
Además vivir solo implica cargar con toda la responsabilidad, lo que puede ser muy pesado y estresante para alguien que no tiene estabilidad emocional.

Tu economía es estable

Otra cuestión muy importante es tener ingresos financieros estables. Para vivir solo habrá que tener dinero para pagar mensualmente el arriendo o alquiler, para los servicios, los alimentos y otros gastos básico ¿Tu solo puedes hacerle frente a todos esos gastos? De lo contrario, necesitaras un compañero de piso con quien compartir los gastos.

Tienes muebles propios

Para vivir medianamente cómodo se necesitan de muebles básicos: cama, mesa, sillas, armario, entre otras cosas. Para vivir solo necesitas contar con estos muebles, tener dinero para comprarlos o para alquilar un piso amueblado.

Sabes cocinar

Parece algo insignificante pero ten en cuenta que todos los días tienes que comer así que si no sabes cocinar tendrás que comprar comida hecha, lo que implica un gran gasto mensual. Para irte a vivir solo, entonces, tendrás que saber cocinar o tener dinero para cubrir este gasto extra.

Eres organizado y limpio

La casa no se ordena y limpia sola. Al vivir solo igualmente es más fácil mantener el orden en el hogar, pero por otra parte tu mismo tienes que ocuparte de todas las tareas porque no tienes con quien compartirlas. Si eres una persona desordenada o que no pone atención en la limpieza, no estas preparado para vivir solo todavía.

No sientes miedo

Algunas personas le tienen miedo a la soledad o sienten temor de quedarse solo en casa, estas personas todavía no pueden mudarse solos. Hay que estar preparado para estar solo en cualquier momento, también por la noche.