Saltar al contenido

¿Cómo saber si eres alérgico al polvo?

La alergia al polvo no existe. Lo que produce alergia son los ácaros que viven el polvo. Para saber si eres alérgico hay que controlar los síntomas: picor de nariz, lagrimas y estornudos; que aparecen después de estar en un lugar cerrado con mucho polvo.

¿El polvo produce alergia?

Aunque es común decir que algunas personas son alérgicas al polvo, lo cierto es que este tipo de alergias no existe. El polvo no produce alergia, sino los ácaros que habitan en el polvo. Entonces, en realidad, las personas son alérgicas a los ácaros.


El polvo puede llegar a producir una irritación, pero esto es algo muy diferente a una reacción alérgica ya que no tiene efectos en el sistema inmunológico. Lo que sucede es el que en polvo pueden habitar ácaros, que son unos microorganismos que al ser inhalados pueden causar síntomas de alergia.

La forma en la que afectan los ácaros no es por medio del contacto directo. Estos microorganismos desprenden unas partículas minúsculas que quedan flotando por el aire. Estas partículas son consideradas particulas alergénicas. Al ser tan pequeñas pueden ingresar al organismo por medio del sistema respiratorio.

¿Qué tipo de polvos contienen ácaros?

Es importante aclarar que los ácaros se encuentren en zonas con polvo, como también en otros sitios diferentes.

Es decir, si una persona es alérgica a los ácaros del polvo también tiene que tener cuidado en otros lugares donde se encuentren estos microorganismos.
Los ácaros también habitan en sitios donde no da la luz natural, donde hay restos de piel de ser humano, humedad superior al 70% y temperatura por encima de los 21º.

Por otra parte, los ácaros solo viven en el polvo del interior de las casas. Estos microorganismos también se encuentran en alfombras, colchones, frazadas, peluches, entre otros. En cambio por lo general no se encuentra en el polvo del exterior ya que este no reúne las condiciones necesarias para su supervivencia.

¿Cómo saber si tienes alergia a los ácaros del polvo?

Para poder detectar si una persona es alérgica a los ácaros del polvo debe poner atención a algunas señales propias de esta alergia.

Primero, los síntomas de la alergia comienzan a aparecer después de haber estado en un lugar cerrado, especialmente durante el otoño, manipulando objetos con mucho polvo.

Los síntomas más comunes de esta alergia son picor nasal, ojos lagrimosos y estornudos. Si estos síntomas comienzan a aparecer cuando se esta en una zona donde hay polvo, por ejemplo cuando se esta limpiando un sitio cerrado, entonces hay muchas posibilidades de ser alérgico a los ácaros.