Saltar al contenido

¿Cómo revivir un cactus?

Un cactus puede ahogarse por exceso de agua o secarse por falta de regado. Para recuperarlo es importante determinar cual fue la causa que lo afecto.

¿Cómo revivir un cactus que se esta secando?

Los cactus necesitan ser regados 1 vez por semana y hasta 2 veces por semana en época de verano. Si el cactus no recibe la cantidad de agua que necesita, como cualquier otra planta, se secara y morirá.

Para saber si un cactus se esta muriendo por falta de agua solo hay que poner atención a algunos síntomas que indican que se esta secando: color amarillento o marrón, arrugas y perdida de volumen.
Se recomienda clavar un palillo de madera en el sustrato de la maceta del cactus y comprobar si la tierra esta seca o húmeda.

Para recuperar un cactus seco debes ir regando de a poco, esperando que la tierra absorba el agua. Nunca se deben formar charcos o acumulaciones de agua porque esto pudrirá las raíces.

En caso que el cactus ya haya perdido volumen y este arrugado por falta de agua, habrá que trasplantarlo a un recipiente con sustrato nuevo e ir regándolo poco a poco hasta que se recupere.

¿Cómo recuperar un cactus blando por exceso de riego?

El exceso de riego es una de las principales causas por las que se muere un cactus. Estas son plantas que necesitan muy poca agua. Sus raíces son muy sensibles así que si la tierra tiene mucha humedad se pudrirán fácilmente.

Un cactus blando un es cactus que se esta ahogando por exceso de agua. No es necesario tocarlo ya que es un poco difícil lograrlo por sus espinas, pero se nota a simple vista que el cactus esta perdiendo firmeza. Ademas, por lo general, se va oscureciendo y algunas partes se ponen negras.

La tierra de la maceta ya esta demasiado húmeda así que habrá que cambiar el cactus a un recipiente con tierra y sustrato nuevo.
Es importante asegurarse que la maceta tenga un buen drenaje ya que quizás ese haya sido el problema por el cual el cactus se ahogo. Ademas también es recomendable añadir una base de grava en el fondo de la maceta.

Si algunas partes del cactus ya se han echado a perder sera necesario podarlo. Se deben retirar las partes feas del cactus. En caso que haya raíces que estén feas también sera necesario retirarlas. Se pueden usar tijeras o cuchillos, pero siempre desinfectados.