Saltar al contenido

¿Cómo respiran las mariposas?

El proceso de respiración de las mariposas es muy simple. Estos lepidópteros cuentan con espiraculos en su cuerpo por los cuales ingresa el oxigeno y se distribuye por su cuerpo por medio de conductos, gracias al sistema de autoventilación producido por los movimientos del cuerpo en el aire.

¿Cómo es el sistema respiratorio de las mariposas?

Para entender la forma en la que respiran las mariposas es necesario saber que su sistema respiratorio es diferente al de los demás animales y los seres humanos.

Las mariposas no cuentan con pulmones, ni braqueas. En su lugar, como todos los lepidópteros, ellas poseen espiraculos. Se trata de un agujeros muy pequeños que se encuentran en su cuerpo. El oxigeno ingresa por estos orificios y pasa a la traquea.

En el interior de su cuerpo, las mariposas poseen unos conductos conectados a la traquea. El oxigeno pasa por esos conductos y llega a todo el cuerpo.

Relacionado: ¿Qué comen las mariposas?

El oxigeno no es bombeado hacia los tejidos del cuerpo de las mariposas, sino que su organismo por medio de una difusión pasiva distribuye este gas por autoventilación. Este proceso se lleva a cabo por los movimientos del cuerpo de la mariposa en el aire, así los volúmenes de los conductos de la traquea se van modificando y permitiendo el flujo del aire.

¿Qué otras funciones cumple el sistema respiratorio de las mariposas?

El sistema respiratorio de las mariposas también cumple otras funciones que son importantes para la vida de este lepidóptero.

Los espiraculos también sirven para intercambiar liquido desde el interior con el exterior del organismo.

La evaporación del agua del cuerpo de la mariposa es controlada por la apertura y el cierre de los espiraculos.

Más Información: ¿Dónde viven las mariposas?

Otra función del sistema respiratorio de las mariposas es la termorregulación. Por medio de la respiración, estos insectos pueden controlar y regular su temperatura corporal.