Saltar al contenido

¿Cómo reducir el consumo de sal?

Reducir el consumo de sal es muy importante para la salud. Se recomienda no añadir sal en la preparación de la comida, ir disminuyendo la cantidad de sal progresivamente y limitar el consumo de snacks y otros alimentos con alto contenido de sodio.

¿Por qué es necesario limitar el consumo de sal?

La sal es uno de los condimentos más utilizados en las comidas diarias. Es necesario entender que resulta muy importante limitar el consumo de la sal.

El cuerpo humano necesita de este mineral por eso no hay que eliminarlo por completo pero exceso puede afectar gravemente a la salud.
Entre otras cosas, la presión sanguínea aumenta y esto puede causar hipertensión Como consecuencia los riñones comienzan a funcionar mal, se produce retención de liquido.
Así también la sal tiene relación con la osteoporosis, las cataratas y las enfermedades cardíacas.

Sin dudas que la sal constituye uno de los pilares de la cocina occidental, que ha utilizado este mineral para saborizar sus comidas desde hace siglos. Pero, aunque prefiramos comer con sal, la verdad indiscutida es que el consumo diario que hacemos de este mineral tendría que ser el mínimo, cuando no eliminarlo por completo de nuestra dieta.

¿Cómo consumir menos sal?

Para reducir el consumo de sal es importante tener en cuenta que no solo se debe poner atención en la sal de mesa sino también en los productos que contienen sal entre sus ingredientes, como por ejemplo: los embutidos.

Por supuesto la disminución de sal debe ser progresiva. Cada día se debe ir reduciendo un poco más la cantidad de sal que se le añada a la comida.
En su lugar se pueden utilizar sal libre de sodio u otros condimentos naturales como limón, orégano, pimienta y ajo.

En cuanto a los productos, se recomienda revisar la etiqueta nutricio – y solo consumir aquellos que tengan bajos valores de sodio.

Existen muchos alimentos que no contienen sal, o contienen en muy poca cantidad, como son las frutas y verduras. Estos alimentos frescos y naturales pueden complementar perfectamente la dieta diaria aportándole nutrientes saludables al cuerpo.

Consejos para reducir el consumo de sal

Para poder empezar a limitar el consumo de sal y así prevenir problemas de salud se recomienda:

  • No colocar sal en la preparación de los alimentos, sino agregarla recién al servir el plato listo para comer.
  • Los saleros no deben colocarse en la mesa.
  • Evitar los snacks y otros alimentos salados.
  • Revisar la etiqueta de los productos y escoger aquellos bajos en sodio.
  • Reemplazar la sal por otros condimentos y especias.
  • Reducir el consumo de sal de forma progresiva para que las papilas gustativas vayan acostumbrándose