Saltar al contenido

¿Cómo recuperar la ropa encogida?

Para recuperar la ropa que se ha encogido o achicado al lavar en la lavadora se puede aplicar algunos trucos caseros rápidos utilizando champú para niños o vinagre y bicarbonato de sodio.

¿Por qué algunas prendas se encogen en la lavadora?

La razón por la que después del lavado algunas prendas quedan dos tallas más chicas es porque se las ha expuesto a temperaturas muy altas. Puede ser que se haya elegido un ciclo de lavado con agua caliente o que el secado se haya realizado con aire caliente.Los polímeros que forman parte de las telas con las que están confeccionadas las prendas son alteradas por el calor y esto es lo que produce que las fibras se encojan, y como resultado las prendas se achican.

En el caso de la ropa de lana, este material se ve afectado por las altas temperaturas y el movimiento durante el lavado y se enrosca en si mismo causando nudos que hacen que la prenda quede más pequeña.

Nunca se debe estirar la prenda al sacarlo de la lavadora para que recupere su tamaño original, esto es un error, ya que las fibras se terminaran dañando.

¿Cómo estirar ropa encogida con champú para niños?

Uno de los trucos caseros más efectivos para estirar ropa encogida con el lavado es utilizar champú para niños.

Se debe añadir 2 cucharadas de champú infantil en un recipiente con agua fría y colocar allí la prenda. Remueve por unos minutos para que las fibras absorban la mezcla. Deja reposar por 30 minutos.
Pasado este tiempo, retira la prenda del agua y aprieta suavemente para eliminar el exceso de agua. Nunca retuerzas, ni enrosques la ropa. Luego estira sobre una toalla y enrollalo para seguir absorbiendo la humedad.
Al abrir la toalla nuevamente, toma la prenda y estirala ligeramente para lograr que se desencoja Cuando termines, deja secar al aire libre para que mantenga el nuevo tamaño.

¿Cómo recuperar ropa encogida con vinagre y bicarbonato de sodio?

La mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio también resulta muy efectivo para recuperar el tamaño original de una prenda después que se haya encogido en la lavadora.

Se necesita de 1 litro de agua caliente con 20 gramos de bicarbonato de sodio. Coloca allí la prenda y deja reposar por 1 hora aproximadamente. Cada algún tiempo estira la prenda para que se agrande un poco.
Al retirar, enjuaga con abundante agua, siempre fría y pasa a otro recipiente con 1 litro de agua y 250 ml de vinagre. Después de algunos minutos, enjuaga nuevamente y deja secar al aire libre.