Saltar al contenido

¿Cómo recuperar el cesped?

El césped puede dañarse por diferentes causas, principalmente por los factores climatologicos como las lluvias y las heladas en invierno. Para recuperar el césped se debe cortarlo, abonarlo y resembrar semillas de césped en las zonas calvas.

¿Cómo recuperar el césped dañado?

Para comenzar a recuperar el césped es necesario cortarlo. Es normal que después de la temporada fría el césped no este muy largo, aun así necesita de un corte ya que esto lo estimula para crecer más rápido y sano.
Ademas, el frio, la nieve y las heladas, pueden haber quemado algunas partes del césped y con un corte se lograra nivelar toda la superficie.

Añadir abono a la tierra del césped es una buena manera de regenerarlo. Estos fertilizantes les darán todos los nutrientes que el césped necesita para estar fuerte y sano, pero también para tener un color verde brillante.

La hierba mala es uno de los enemigos a los que nos enfrentamos para tener un césped en buen estado. Estos pueden combatirse con herbicidas.
Se pueden utilizar remedios caseros, como agua hervida mezclada con vinagre y sal. Esto es económico y sencillo pero se debe tener cuidado porque mata cualquier hierba con la que tenga contacto, hasta el mismo césped.
En el mercado, en cambio, se pueden conseguir herbicidas especiales para matar mala hierba.

Si existen zonas quemadas en el césped deben ser resembradas. Después de preparar y abonar la tierra, se deben sembrar semillas de césped y esperar a que crezcan.

Por ultimo,y no menos importante, el regado. Muchas veces el césped es dañado a causa de un mal regado ya que se ahoga fácilmente. Hay que regarlo en forma de lluvia y evitar echar agua en gran cantidad como para que se formen charcos.

¿Cómo cuidar el césped para que no se dañe?

Una vez que el césped se recupera de su mal estado es necesario conocer cuales son los cuidados básicos para evitar que se dañe.

  • No regar en exceso: El agua abundante hace que el césped se pudra. Si las raíces del césped se debilitan, no puede crecer fuerte.
  • Cortarlo cuando sea necesario: El corte del césped no es malo, esto ayuda a que crezca con más fuerza y rapidez ya que le permite a las raíces que se afirmen a la tierra.
  • Protegerlo de la lluvia: Así como se evita el agua en exceso por el riego, también hay que protegerlo de las lluvias fuertes. Una forma de hacerlo es cubriéndolo con un plástico, esto evitara que el agua penetre por la tierra y llegue a las raíces.