Saltar al contenido

¿Cómo reconocer a un jefe perfeccionista?

Sin duda, trabajar en un ambiente laboral armonioso es de gran importancia para alcanzar objetivos exitosos, y el jefe es uno de los personajes que debe velar por ello; si tu jefe es de los que se obsesiona o frustra por los detalles mínimos, no respeta horarios y parece nunca estar satisfecho con los logros, entonces estás frente a un jefe perfeccionista.

Tips para reconocer a un jefe perfeccionista

Si te sientes a la deriva con el comportamiento de tu jefe pero amas tu trabajo, puede que te sirvan los siguientes consejos y así descubrir de una vez por todas si te enfrentas a un perfeccionista.

No ofrece elogios a su equipo

Por más de que tu y tus compañero se esfuercen en hacer lo mejor posible, incluso alcanzar las metas con éxito, difícilmente escucharás elogios por parte de tu jefe.

Esto es muy común en un jefe perfeccionista, pues nada lo satisface.

Cómo reconocer a un jefe perfeccionista
Los jefes perfeccionistas no elogian los logros logros de sus empleados

Tu ves un logro, sin embargo, tu jefe puede estar pensando que no ha sido suficiente.

Todo debe ser urgente

Los jefes perfeccionistas siempre tienen una lucha contra el tiempo.

No hay espacio para descansos.

Más Información: ¿Cómo lograr la aceptación de tu jefe?

Por lo tanto, todo lo solicitado por tu jefe es con carácter de urgencia.

Esto lo hace por su obsesión con el resultado del éxito, sin ver el proceso que se requiere para lograrlo.

No confían en la capacidades de sus empleados

A pesar de que eres una persona sumamente preparada en tu área de trabajo, para tu jefe no es suficiente.

Los jefes perfeccionistas evitan delegar, pues para ellos nadie más está a la altura de sus estándares de perfección.

Si quieres demostrarle que se equivoca, lo mejor será ir poco a poco.

Cómo reconocer a un jefe perfeccionista
Preséntale tus ideas muy bien estructuradas y fundamentadas para ganar poco a poco su confianza

Deberás ganarte su confianza presentando tus ideas bien fundamentadas y defendidas, sin que quede nada sin resolver.

Si actúas de esa manera, tu jefe perfeccionista irá depositando en ti un voto de confianza.

Desea controlar cada detalle

Si tu jefe indica un proyecto pero está encima de sus empleados verificando cada avance, entonces es un perfecto perfeccionista.

Este tipo de personajes se obsesionan por el estricto control de los detalles.

Lo más probable es que evalúe minuciosamente cada paso alcanzado, sobre todo porque le es difícil delegar y siente que nadie es capaz de hacerlo mejor que él.

No sabe de horarios

Su adicción al trabajo y al éxito lo llevan a olvidarse de su horario, por lo tanto, cree que sus empleados deben seguir su ritmo.

Debes dejar claro que no estás disponible fuera del horario de tu trabajo, para que se respete tu decisión, debes ser responsable en cumplir tus horarios.

Más Información: ¿Cómo lidiar con un jefe tóxico?

Esto quiere decir que no es bien visto que llegues tarde a trabajar y te quieras ir al terminar el turno, para luego decir que no estas disponible fuera de horario, debes ser responsable con lo que pides y lo que das.

Una vez que reconozcas que trabajas frente a un perfeccionista, será más sencillo lidiar con su comportamiento.