Saltar al contenido

¿Cómo reciclar envases de yogur?

Los envases de yogur pueden ser reciclados si se los deposita en el contenedor amarillo o se los utiliza para crear manualidades en casa.

¿De qué material son los envases de yogur?

El yogur es un lácteo que se comercializa envasado en tarros, potes o sachet.

Los potes y tarros de yogur están fabricados en plástico poliestireno (PS), Polipropileno o Poliestireno de Alto impacto.

Los sachet de yogur también son de plástico, pero se utiliza una menor cantidad de material para su fabricación.

También los envase de yogur pueden ser de vidrio, aunque no son tan populares como los de plástico.

¿En qué contenedor depositar los envases de yogur?

Los envases de yogur son totalmente reciclables por lo que después de comer el lácteo, hay que limpiar el envase y depositarlo en el contenedor adecuado para su reciclaje.

Los potes y tarros de plástico para yogur, incluido con la tapa, deben depositarse en el contenedor amarillo. Este es el contenedor en el que también se depositan otros envases plásticos, latas y envases tipo brik.
Como ya mencionamos, es importante que el envase este vacío y limpio, que no queden restos de alimento. Se recomienda que la tapa quede enganchada al envase de yogur, siempre que sea posible, para que no dificulte el proceso de reciclaje.

Relacionado: ¿Cómo reciclar las capsulas de café?

Ya en la planta de reciclaje, todos estos residuos del contenedor amarillo son separados según su tipo y material.
Los envases de yogur forman parte de los productos plásticos, junto con otros envases y bandejas. Estos son triturados, lavados y secados. Luego pasan por un proceso de homogeneización y están listos para volver a ser utilizados como materia prima.

Reciclar envases de yogur es muy importante para reducir el uso de materias primas y energías en la producción de nuevo plástico, como también para evitar la acumulación de residuos contaminantes.

¿Cómo reciclar los envases de yogur en casa?

Los envases de yogur, especialmente los potes y tarros de plásticos, pueden ser reutilizados en casa con manualidades infantiles y decorativas.

Una de las características más atractivas de los envases de yogur es su variedad de colores y tamaños. Son ideales para las manualidades infantiles. Los niños se entretienen mucho creando manualidades con potes de yogur, pero no solo se divierten sino que desarrollan su creatividad e imaginación.

Ademas, los potes de yogur también pueden utilizarse para otras manualidades decorativas más complejas, como por ejemplo lamparas colgantes.

Estos pequeños potes plásticos son súper prácticos para reutilizar como semilleros de jardín. No necesitas más que limpiarlos y ya están listos para tu jardín o huerta.

Más Información: ¿Porque es importante reciclar?