Saltar al contenido

¿Cómo reciclar botellas de plástico?

El proceso de reciclado de las botellas de plástico se lleva a cabo en plantas recicladoras que las clasifican, lavan y trituran para obtener materia prima para la fabricación de nuevos productos en este material.

¿Por qué es importante reciclar botellas de plástico?

Según la ONU, flotan más de 18 mil botellas de plástico en cada kilómetro cuadrado de agua salada.
Es una cifra altisima y la mayoría de las botellas de plástico terminan siendo un residuo contaminante. Todo esto genera efectos muy negativos en el medio ambiente.

Para fabricar botellas de plástico se necesita de petroleo y agua, entre otros materiales. Muchas veces los residuos no son desechados en el lugar correcto y esto contamina las aguas, causando daños a los animales y acuíferos del lugar.

Relacionado: ¿Qué son los bioplásticos?

Reciclar las botellas de plástico es muy importante para proteger la vida en el planeta tierra que esta siendo tan afectada por la contaminación.

¿Cómo se reciclan las botellas de plástico?

Existen plantas de reciclaje o plantas recicladoras que son las instalaciones que se encargan de llevar a cabo el proceso de reciclado de botellas de plástico, entre otros porque también se recicla papel, cartón y vidrio.

En estas instalaciones se lleva a cabo el trabajo de separar los materiales y derivarlos al sector especializado.
Por la gran cantidad de botellas de plástico que llegan deben ser prensadas para formar ladrillos rectangulares grandes.
El segundo paso es lavar las botellas con agua y jabón liquido. Con esto se eliminan todos los residuos y también se quitan las etiquetas.

Luego de esto, las botellas ya pueden ser clasificadas según su tipo de plástico. Se separan en botellas de plástico PET, PVC, PE, ABS y otros.
Según la planta recicladora, también pueden ser separadas según su color de plástico.

Más Información: ¿Qué son las islas de plástico?

Nuevamente las botellas pasan por un proceso de selección en el que se eliminan las botellas que no pueden ser reciclada.
El resto pasa por una maquina que las tritura dejando solo trocitos de plástico que, después de ser lavados y secados otra vez, son vendidos a empresas que se dedican a la fabricación de nuevos productos plástico.

Con el plástico reciclado pueden crearse nuevas botellas de plástico, juguetes, envases, entre otros.