Saltar al contenido

¿Cómo reaccionar ante comentarios imprudentes?

En medio de la rutina diaria, es normal tener que intercambiar actividades, trabajo y responsabilidades con diversas personas y en ocasiones, aunque no queramos, tendremos que lidiar con situaciones o comentarios incómodos e incluso críticas no alentadoras y hasta circunstancias indeseables. Ante estas situaciones, lo importante es pensar de manera calmada, que toda situación tiene solución y que al saber aplicar la estrategia correcta se podrá revertir la circunstancia que se ha presentado.

Estrategias que permiten lidiar con comentarios imprudentes

Es necesario entender que los comentarios imprudentes, maliciosos o no, forman parte de la vida y hay que procurar canalizarlos de manera favorable para poder crecer y desarrollarse.

Para ello, existen ciertas estrategias que los expertos recomiendan y que pueden ayudar en esa interesante tarea:

Lo primero es mantener la calma por encima de cualquier situación incómoda, ya que en estos casos debe prevalecer el control de la situación.

Cómo reaccionar ante comentarios imprudentes
Mantener la calma es el primer paso para controlar la reacción

Para lograr esto, es necesario abordar de manera interna la molestia que dicho comentario genera en ti, y buscar canalizar la incomodidad hasta lograr equilibrar las emociones; y poder así calmarse para evitar caer en provocaciones.

Lo importante es no aferrarse a discusiones infructuosas con la persona, pues lejos de contribuir a solucionar cualquier conflicto, lo que haría es empeorar la situación.

Para ello, se recomienda utilizar un tono de voz moderado y amable que permita oír e interpretar con veracidad lo que el interlocutor quiere transmitir.

Más Información: ¿Cómo desarrollar la prudencia?

De igual forma se debe pensar bien antes de responder; y así mismo, analizar el comentario imprudente con una actitud amplia y objetiva que permita identificar por un lado cuál es el problema en sí y por otro lado, poder diferenciar en cuales puntos puede tener razón el interlocutor y en cuáles no.

En caso de que el interlocutor tenga razón en lo que plantea, es oportuno actuar de manera humilde y reconocer el error, así como proponer soluciones. Lo cual contribuirá a que el interlocutor deje de estar a la defensiva y pueda generarse un ambiente adecuado para un entendimiento que permita la solución del conflicto.

Cómo reaccionar ante comentarios imprudentes
Escuchar con atención el planteamiento de la otra persona, forma parte de una buena reacción

También se aconseja, aclarar cualquier duda con paciencia, atender la queja que pueda tener el interlocutor y responder con amabilidad las preguntas que formule. Para ello, es necesario mantener el equilibrio pertinente para darle al asunto la atención requerida.

En caso de que el comentario se deba a la falta de información por parte del interlocutor, puedes explicarle tus fundamentos en base a datos objetivos y de esta manera disipar cualquier argumento infundado.

No se debe tomar el comentario a título personal, esto implica aceptar que dicho comentario es el resultado de la forma cómo la persona piensa o del punto de vista que pueda tener con respecto a un hecho, actividad o actuación en concreto.

Lo cual es válido, solo que en este caso podrías expresar que aunque no compartas su punto de vista, respetas su opinión.

Más Información: ¿Cómo evitar que las críticas te afecten?

Sin embargo, se puede dejar claro la disposición que se tiene de poder generar actuaciones en un futuro que le faciliten al interlocutor cambiar de opinión.

Lo relevante en toda esta dinámica es tratar de entender la situación en la que se encuentra la persona, para poder conocer las razones por las cuales la persona habla de la manera en que lo hace.

Si a pesar de haber intentando explicarle a la persona y aun persiste en la actitud negativa y si lo que busca es llamar la atención. En esta situación los expertos recomiendan terminar la conversación de una manera cortés.