Saltar al contenido

¿Cómo puedo convertir una presentación a vídeo?

Actualmente las presentaciones tienen una gran importancia tanto en el mundo de la educación como en el profesional, es por ello que en muchas ocasiones y para agilizar la visualización de las mismas quedremos convertirla a vídeo, para ello deberemos utilizar uno de los softwares más comunes y conocidos para este tipo de tarea, Microsoft Power Point, haremos click en guardar como y seleccionaremos el formato de archivo wmv.

Convertir una Presentación Power Point a Video

Presentaciones creadas con ordenador a vídeo

Para quienes desconozcan el concepto de presentaciones en el contexto informático, nos referimos a un tipo de documento donde una o varias personas quieren informar sobre un aspecto determinado ya sea un proyecto profesional, un trabajo de universidad, etc., en definitiva un archivo para mostrar a terceras personas un trabajo o idea.

Este tipo de archivos se suelen crear mediante software donde predomina Microsoft con su Power Point, aunque en los últimos años han salido variantes que están cogiendo una gran relevancia como puede ser Prezi y sus modelos de transición de diapositivas mucho más dinámicas.

¿Por que convertir una presentación a formato vídeo?

Uno de los aspectos más característicos de las presentaciones es que quien o quienes la presentan ante terceros han de pasar de diapositiva de dos formas distintas:

  • Haciendo click ya sea mediante teclado, ratón o mando para diapositivas, lo cual si la presentación se ha programado de este modo, entenderá que ha de mostrar la siguiente información.
  • Tras un determinado tiempo y es que también podemos programar las diapositivas para que tengan una duración concreta lo cual hará que quien la expone deba ajustarse muy bien al timming que ha marcado.

Beneficios de convertir un Power Point a Video

  • En primer lugar puede ser muy interesante convertir una presentación a formato vídeo si su objetivo es que en lugar de presentarlo una persona a otras lo haga la propia presentación, es decir, que sea únicamente una fuente de información por ejemplo expuesta en un televisor en el hall de una compañía y que informe a todos los visitantes de la situación de la misma.
  • Que seamos de las personas que tenemos muy controlado el timming de la presentación y queramos pasarla a formato vídeo con esos timming para evitar complicaciones relacionados con la informática (errores del Power Point, falta de mando o teclado inalámbrico, etc.

Sea como sea, lo cierto es que convertir presentaciones a formato vídeo es añadir tranquilidad a quien la expone y facilitar su reproducción en cualquier soporte (TV, PC, tablet, smartphone, etc.)