Saltar al contenido

¿Cómo proteger el pelo del cloro de la piscina?

Para proteger el pelo del cloro de la piscina se recomienda el uso de gorro de natación, aceite de argán, humedecer el pelo antes de entrar a la piscina y al salir lavarse el cabello lo antes posible para retirar todos los restos de cloro.

¿Cómo afecta el cloro al cabello?

El cloro es un químico que se encuentra presente en todas las piscinas ya que el agua necesita ser desinfectada y este elimina todas las bacterias y virus, reduciendo el riesgo para las personas que se bañan allí.

Al sumergirse en el agua, el cabello es expuesto al cloro y sufre daños, mucho más el cabello tenido.
Este desinfectante tiene compuesto químicos que hacen que el pelo se reseque, pierda su brillo y quede áspero. Todo esto va debilitando al cabello hasta que se vuelve muy frágil y se quiebra con facilidad.

En el caso de los cabellos teñidos, el contacto con el cloro provoca que se oxide y se destiña. Por ejemplo, quienes tienen el cabello teñido de rubio al sumergirse en una piscina con cloro notaran que el cabello va tomando una coloración verdosa.

¿Cómo proteger el cabello del cloro?

Para proteger el cabello del cloro de la piscina, lo más recomendable es utilizar un gorro de natación.
Muchas personas descartan esta opción porque no es muy estética, pero es muy importante para proteger el pelo y evitar que entre en contacto con este químico. Estos gorros se encuentran fabricados en silicona, látex, tela o poliuretano.

Para no usar gorro de natación, en su lugar se puede proteger al pelo con un aceite de argán. Solo hay que aplicar este aceite antes de sumergirse en el agua, distribuirlo por todo el cabello y actuara protegiéndolo y aumentando su resistencia.

Antes de sumergirse a la piscina con cloro también se recomienda humedecer el cabello con agua fría.
Si el pelo esta húmedo no absorberá el agua con cloro y así se evitara que este químico ingrese en la estructura del cabello.

Al salir de la piscina es necesario eliminar los restos del cloro del cabello lo antes posible. Siempre debes contar con un champú para poder lavarte el cabello, mucho mejor si es un champú para cabellos secos.
También es buena opción aplicar una mascarilla para que la protección del cabello sea más eficaz.