Saltar al contenido

¿Cómo producen las serpientes su veneno?

Las especies de serpientes venenosas son muchísimas, se han descubierto, más de 700 de ellas. No todas ellas son iguales de peligrosas, pero la mayoría tiene un veneno tan potente que puede matar a una persona con una mordida.

Producción del veneno

Glándulas productoras

Las serpientes poseen un órgano especial para producir veneno, se trata de las glándulas productoras. Estas son similares a las glándulas que producen saliva. Se ubican en la zona de la cabeza. Algunas especies cuentan también con glándulas falsas, lo que permite mantener ocultas las verdaderas.

Más Información: ¿Qué comen las serpientes?

Estos órganos se encuentran compuestos por tejido conectivo. El tamaño y la cantidad pueden variar dependiendo de la especie de serpiente. Lo mismo ocurre con el tipo de veneno que producen, este se compone de enzimas con proteínas, y pueden tener diferentes efectos.

Almacenamiento

El veneno, después de haber sido sintetizado por la serpiente, es almacenado en los alvéolos de estas glándulas.

Allí permanece esta sustancia hasta el momento en el que el animal decide utilizarlo. Por lo general, usa su veneno para defenderse de sus atacantes o para cazar alguna presa.

La sustancia se almacena en un estado liquido, pero espeso. Cuando las serpientes deciden transmitirlo, se vuelvemás fluido para que pueda llegar con facilidad a la victima.

Transmisión

Las serpientes trasmiten su veneno por medio de la mordida o con los colmillos, estos rompen la piel y así disparan el veneno.

Relacionado: ¿Cuáles son las serpientes más venenosas?

También existen otras especies que llegan a envenenar a su victima sin tener contacto con ella ya que escupen esta sustancia desde lejos.

Efectos del veneno

El veneno de la serpiente esta compuesto por muchas sustancias toxicas, estas varían dependiendo de la especie. Por lo general, estas sustancias son enzimas como: polipéptidos, glucolípidos y fosfolípidos.

La composición del veneno determina los efectos que puede tener en la victima. Se clasifican en:

Neurotóxicos

Este veneno afecta directamente al sistema nervioso de la victima. Actúa en los impulsos, causando una anomalía en la transmisión. Así produce parálisis, temblores, mareos, entre otros. En el caso que los nervios sean destruidos, las consecuencias son irreversibles. Ademas, el veneno puede producir una parálisis respiratoria que lleve a la victima a la muerte.

Coagulantes

Tal como lo indica su nombre, este veneno tiene un efecto coagulante en la sangre, muy rápido. Así este afecta a los diferentes órganos del cuerpo de la victima, ya que no le permite recibir sangre. Cuando la sangre ya no llega al corazón, la victima muere.

Destructores de tejidos

Existe un tipo de veneno también que actúa destruyendo los tejidos. Así, la victima sufre una hemorragia grave y los glóbulos rojos se rompen, por lo que los tejidos no reciben oxigeno y esto puede causar la muerte.