Saltar al contenido

¿Cómo pelar y cortar una sandia?

Para pelar y cortar una sandia se debe usar un cuchillo dentado. Se debe cortar los extremos de la fruta y luego al medio para poder retirar la corteza. Por ultimo, se corta en lineas horizontales y verticales para formar cubos pequeños.

¿Cuáles son los beneficios de comer sandia?

La sandia es una fruta deliciosa, pero sobre todo con propiedades muy beneficiosas para el organismo y la salud. En resumen podríamos decir que es una de las frutas más saludables, como también una de las más recomendadas para consumir durante el verano.

Una de las principales cualidades de la sandia es que es una fruta baja en calorías, cada 100 gramos solo aporta 30 calorías Ademas, no contiene nada de grasa. El 90% del contenido de la sandia es agua.
Aunque esto es una ventaja, por otra parte también puede ser considerado algo negativo ya que no contiene una cantidad de fibras significativa como si otros tipos de frutas.
Esto no quiere decir que las sandias no sean frutas nutritivas, todo lo contrario. Aporta vitaminas A, B y C, potasio y licopeno.

Comer sandia es muy beneficioso para el sistema cardiovascular, retrasar la vejez, mantener el peso ideal y prevenir el cáncer.

¿Cómo pelar y cortar sandias?

Muchas personas no disfrutan de los beneficios de la sandia porque les resulta una fruta muy difícil de pelar y cortar.

Para poder hacer esta tarea mucho más sencillo se recomienda utilizar un cuchillo dentado. Este tipo de cuchillo no solo facilitara el pelado y cortado de la sandia, sino que ademas se evitaran accidentes ya que estos cuchillos no se deslizaran sobre la superficie lisa de la cascara pudiendo provocar cortes y lesiones en las manos.

Se debe cortar las extremidades de la sandia, evitando retirar mucha pulpa de la fruta para no desperdiciarla.
Luego hay que partir la sandia al medio. Después de hacer este corte, toma una de la mitad y comienza a quitarle la corteza.

Una vez que la sandia este pelada, entonces hay que cortarla. La mejor forma de hacerlo es cortando en rodajas en horizontal y luego hacer cortes verticales para obtener cubitos que son fáciles de comer.