Saltar al contenido

¿Cómo optimizar el espacio en un baño pequeño?

Para aprovechar al máximo el espacio disponible en un baño con metros cuadrados reducidos es importante tener una buena organización con muebles y accesorios de almacenamiento, ademas de una decoración visual en colores claros y una correcta iluminación.

¿Cómo organizar un baño pequeño?

El primer paso para poder aprovechar al máximo el espacio de un baño pequeño es la organización.
Es necesario planificar todo con detalles, de modo que ese cuarto de espacio limitado se convierta en un lugar cómodo, agradable y súper funcional.

Los espacios de almacenaje son muy importantes. Hay que añadir todos los estantes, cajoneras, canastos y cajas posibles, de modo que se puedan guardar todos los accesorios como son productos de higiene personal, toallas, entre otros.
Hay que aprovechar bien la parte superior de las paredes, por encima de los muebles, para poder añadir más estanterías y aumentar las posibilidades de almacenaje.
También se pueden añadir ganchos o percheros plegables en donde se puedan colgar o tender las toallas.

El canasto para la ropa sucia es imprescindible, mucho más si no se cuenta con un cuarto de lavado ya que sino las prendas sobre los muebles o en algún rincón terminaran por estorbar.

Sobre el WC o retrete también se pueden acomodar cajas que son muy útiles para organizar productos y accesorios.

Otra gran opción son los carritos auxiliares, estos tienen ruedas así que son fáciles de trasladar desde el interior al exterior del baño cuando ya no se lo necesite, siendo así muy prácticos y evitando ocupar espacio innecesario.

¿Cómo decorar un baño pequeño?

Una vez que el baño este organizado, el segundo paso consiste en la decoración cuidando detalles como los colores, la iluminación y otros detalles visuales.

Colores claros: Esta es una de las primeras cuestiones a tener en cuenta cuando se va a decorar un espacio con espacio reducido ya que estos crean una sensación de amplitud. Un baño pequeño pintado en tonos oscuros se vería aun más limitado, en cambio los colores luminosos crean el efecto deseado.

Espejo: Este no solo es un elemento imprescindible en el baño por su funcionalidad, sino que también en cuanto lo estético tiene mucho para aportar. Siempre se debe escoger un espejo de medidas acorde al tamaño del baño para que no luzca desproporcionado. Un espejo de tamaño mediano seria ideal para un baño pequeño ya que se vera equilibrado, pero permitirá reflejar la luz y crear una sensación de más espacio.

Buena iluminación: Los baños pequeños necesitan de una excelente iluminación, de lo contrario parecerán una “cueva”.En lo posible se debe aprovechar la luz natural ya que esta es fresca y crea ambientes muy acogedores. Ademas, las luces artificiales también ser similar a la luz solar, evitando las luces amarillas o incandescentes.