Saltar al contenido

¿Cómo mejorar la socialización?

La relación que tenga una persona con su entorno es lo que le va a permitir desarrollar las habilidades sociales que son aquellas que ayudan a interactuar con otros, a expresar sentimientos, deseos y opiniones de manera efectiva y adecuada. Además, generan la capacidad de respetar a los demás y resolver los problemas de manera efectiva minimizando las consecuencias y futuras complicaciones. En la medida que las personas aprendan y pongan en práctica dichas habilidades podrán desarrollar relaciones sociales óptimas.

Consejos para socializar mejor

Existen recomendaciones dadas por expertos que pueden ayudar a sentirnos cómodos en el arte de interactuar con otros.

Empieza gradualmente, si quieres conocer gente, ve paso a paso. Comienza con retos asequibles para ti, cómo iniciar la conversación con una persona  que coincidas en el supermercado.

Cómo mejorar la socialización
El supermercado es un buen sitio para socializar

Esta interacción casual sin expresiones rebuscadas ni demasiadas profundas, te va permite practicar y empezar a perder el miedo a iniciar conversaciones.

Sonríe de manera armoniosa cuando alguien se acerque, cuando se realicen comentarios divertidos y mantén un gesto facial relajado y desenfadado.

La sonrisa te ayudará a sentirte cercano a las personas y  que estas a su vez se sientan cómodas contigo.

Más Información: ¿Cómo llevarse bien con el compañero de habitación en la universidad?

Al estar seguro de ti mismo y mejorar la autoestima puedes tener la suficiente confianza para relacionarte de una forma sana con otras personas.

Igualmente al aumentar la autoestima podrás mejorar la manera de asumir el miedo al fracaso a la hora de socializar.

Mejora la actitud, si te muestras alegre y relajado, conseguirás que las personas con las que estés socializando se relajen y se sientan a gusto contigo, fluyendo la comunicación entre todos.

Mantén un contacto visual adecuado mientras las personas  hablan, ya que eso representa una señal de que te interesa lo que la persona está diciendo y facilita la creación de vínculos con los demás.

De la misma manera, si eres el que estás hablando es recomendable mantener el contacto visual con el interlocutor o interlocutores, porque esto transmite seguridad y también facilita la creación de lazos personales o de amistad.

Escucha a las personas, lo que implica no solamente hablar con ellas, sino también atenderlas y escuchar activamente lo que no están contando.

¿Cómo llevarse bien con el compañero de habitación en la universidad?
Escuchar y entender lo que otros dicen mejora la socialización

Una escucha activa  permite recoger la información suficiente de la otra persona para poder formular las preguntas y comentarios adecuados, lo cual  propicia una conversación efectiva que transmite interés por el otro.

Observa a las personas con las que estás conversando, y de esta manera podrás obtener información sobre ellas, por ejemplo de cómo se sienten al hablar de un tema.

Esa información puede facilitar una conexión  con las demás personas, generando el inicio y progreso de la conversación.

Mantente informado sobre lo que ocurre alrededor, sobre  las últimas noticias y demás acontecimientos porque esto permite disponer de diversos temas con los que puedes iniciar conversaciones.

Además de poder intervenir eficazmente en los debates que puedan aparecer a lo largo de las reuniones sociales.

No juzgar o  hacer juicios de valores negativos al llegar a un espacio de reunión, ya que esa actitud  transmite una mala imagen y solo  conseguirás alejar a esas personas.

Perdiendo así, la posibilidad de conocerlas y saber cómo son realmente, sobre todo si estos juicios son negativos.

Más Información: ¿Cómo hacer amigos en la universidad?

Descubre en qué te asemejas a tu interlocutor. Se ha demostrado en varios estudios científicos que la similitud es una herramienta de influencia que fortalece la  sensación de cercanía y unidad.

Encuentra  la semejanza con la otra persona y dirige la conversación hacia esa dirección.

Muestra tus ideas, pensamientos y opiniones, porque cuando eres auténtico les permites a  los demás que se  abran contigo.