Saltar al contenido

¿Cómo mantener limpias las paredes blancas?

Las paredes blancas denotan amplitud y pureza en cualquier espacio, sin embargo, mantenerlas impecables puede costar algo de esfuerzo, para mantenerlas en perfectas condiciones, deberás tener cuidado al colgar adornos y limpiar con esponja y jabón las manchas que caigan de inmediato.

Tips para mantener limpias las paredes blancas

Ser persistente en el cuidado y limpieza de tus paredes blancas es primordial para que se mantengan blancas.

Lo primero que debes hacer es mantener a la mano una esponja y jabón a fin de poder actuar sobre cualquier mancha o salpicadura de forma inmediata.

Cómo mantener limpias las paredes blancas
Ten a la mano esponja y jabón para eliminar las manchas de inmediato

La idea de eliminar la mancha inmediatamente es evitar que penetre en la pintura, pues costará un poco más de esfuerzo si pasan algunas horas.

Si te gusta decorar con cuadros, espejos o accesorios, ten presente que no puedes olvidarte de ellos, pues con el tiempo, es probable que aparezcan manchas o marcas al retirarlos.

En este caso, debes realizar limpiezas periódicas en tu hogar y retirar todos los adornos de las paredes.

Más Información: ¿Qué se debe pintar primero el techo o las paredes?

Para las zonas manchadas, podrás usar goma de borrar o un trapo limpio humedecido en un poco de leche; aunque no lo creas, es una buena técnica.

Ahora, si tus paredes tienen papel tapiz de color blanco, debes tener cuidado con el producto a utilizar, lo más recomendable es que verifiques si pueden ser empleados sobre el tipo de papel.

Cómo mantener limpias las paredes blancas
El bicarbonato de sodio es efectivo para eliminar manchas en las paredes blancas

El bicarbonato de sodio es un excelente ingrediente para combatir las machas en las paredes.

Si ha caído algo de grasa, aceite o sangre, rápidamente prepara una solución jabonosa con un poco de bicarbonato de sodio y pásalo con una esponja sobre la zona, el truco está en dejarlo actuar por un par de minutos.

Si tu pared tiene pintura de aceite y ha caído algo de grasa, puedes usar desengrasante en la zona, deja que actúe por unos minutos y luego enjuaga y pasa una esponja o paño seco.

 

Luego pasa un trapo humedecido con agua para retirar el exceso de exceso de mezcla.

Más Información: ¿Cómo quitar las rayas de crayón de las paredes?

Si tus mascotas conviven dentro de casa, lo más probable es que se recuesten de las paredes sin ninguna mala intención, así que ten en cuenta realizar una inspección periódica para limpiar las nuevas marcas o manchas sin que pase mucho tiempo.

Por más de que las mantengas limpias, es común que la pintura de las paredes pierdan el brillo con el tiempo, así que, deberás tomar la decisión de retocar la pintura si ya no conservan su esplendor.

Procura solicitar presupuestos y buscar una marca de calidad que te permita limpiar la pared sin correr el riesgo de que se desprenda el color, las pinturas de plástico son las más comunes para estos casos, sobre todo si tienes niños y mascotas en casa.