Saltar al contenido

¿Cómo lograr que tu hijo duerma en su habitación?

Para nadie es un secreto que la cama de los padres representa para los niños el nido perfecto para conciliar el sueño y sentirse plenamente seguros y protegidos durante las horas de la noche, así que, tener a tu hijo en medio de la cama puede ser un panorama al que te enfrentas a diario; esta situación a largo plazo afecta la relación de pareja e incomoda el sueño de todos por el poco espacio disponible en la cama; si es tu caso, te ayudaremos a lograr que tu hijo descanse  y duerma tranquilo en su propia habitación.

Tips para que tu hijo duerma en su habitación

No creas que esta tarea es imposible, lo que si debes de tener claro es que una vez que tomas la decisión, debes ir hacia adelante con el plan sin tregua a retroceder para lo cual vas a requerir mucha paciencia, constancia y amor.

Para conseguir tu objetivo, debes establecer la decisión de iniciar el proceso en conjunto con tu pareja, no se vale que uno sea firme y el otro no cumpla con el trato, esto pudiera crear confusión en el niño.

Las excepciones también generan confusión en tu hijo, así que, deberás evitarlas para que pueda establecerse una rutina.

Primer plan

Tu primer plan para alcanzar esta meta es lograr que el niño se acueste en su cama y pueda dormirse en ella; esto no lo vas a lograr por si solo, pues cualquiera de los dos progenitores se convertirán en su compañía.

En este caso, luego de su rutina para antes de dormir, deberás dirigirte junto con el niño a su habitación y acompañarlo en su cama, evita realizar comentarios que lo presionen como «duérmete rápido» o «cuando te duermas me voy», esto le creará ansiedad al niño y empeorará la situación.

Cómo lograr que tu hijo duerma en su habitación
Acompaña a tu hijo en su cama hasta que concilie el sueño profundo

Espera un rato hasta que veas que tu hijo a conciliado el sueño profundo ya hora sí podrás levantarte de la cama; este primer paso requiere de mucha constancia y paciencia pero si estableces esta rutina sin excepción, cada vez estarás más cerca de la meta final.

Segundo plan

Muy bien, ya lograste que se quedara dormido, ahora el segundo plan será devolverlo a su cama cada vez que quiera escabullirse en tu habitación durante la noche.

Esta es una de las etapas más duras y donde existen más fallos, si cedes durante la madrugada, ten por seguro que no lograrás la meta deseada.

Más Información: ¿Cómo hacer que los niños coman más verduras y frutas?

Debes estar en sintonía con tu pareja para cumplir esta tarea y cada vez que el niño aparezca en tu habitación deberás levantarte y llevarlo nuevamente hacia su cama, si es necesario acompañarlo hasta que concilie el sueño debes hacerlo.

Sabemos que los primeros días serán duros, pero cada vez estarás más cerca del objetivo final, solo debes tener mucha paciencia y constancia sin espacio para excepciones.

Tercer plan

Ha sido un proceso lleno de compromiso pero has llegado al tercer y último plan así que no es momento de dar tu brazo a torcer.

En este punto ya deberás haber establecido una sana rutina para que tu hijo permanezca en su habitación sin escabullirse a la tuya.

Cómo lograr que tu hijo duerma en su habitación
Permite que lleve algún juguete a la cama

Aquí puedes ser un poco más permisiva en cuanto a las condiciones o tratos, pro ejemplo, puedes aceptar que duerma con la luz de la lámpara encendida, que se lleve algún juguete a su habitación, dormir con el sonido de una suave melodía, incluso, si tienes mascotas dentro de casa, pudieras permitir que duerma en su habitación para que se sienta seguro y tranquilo.

Más Información: ¿Cómo trabajar desde casa con niños?

Nadie garantiza el tiempo que tardarás en lograr tus objetivos, pues dependerá de la constancia, el compromiso, la paciencia y el amor con el que se lleve a cabo, lo más importante es crear una rutina de sueño saludable para que tu hijo la disfrute y sea más agradable este proceso.