Saltar al contenido

¿Cómo lograr que la lavadora consuma menos energia?

La lavadora, o lavarropa como también se lo llama comúnmente, es uno de los electrodomésticos más utilizados en el hogar. Es importante lograr que este consuma menos energía eléctrica ya que no solo tendrás beneficios en tu factura mensual, sino también alargara la vida útil de la lavadora y reducirá la contaminación ambiental.

¿Cómo reducir el consumo energético de la lavadora?

Lavadora etiqueta A o B

En la actualidad, en el mercado se pueden encontrar lavadoras eficientes para ahorrar energía. Estas se destacan de las demás por poseer etiqueta A o B.
Las lavadoras antiguas, en cambio, tienen un sistema diferente con un consumo energético mucho más alto. Aun así, se pueden seguir consejos fáciles que reducen este nivel de consumo.

Capacidad de la lavadora

Es recomendable aprovechar al máximo la capacidad de la lavadora. Es decir, en cada lavado se debe llenar el tambor con prendas. No hay que equivocarse, tampoco se debe superar el limite de peso ya que esto afecta al funcionamiento.

Si vas a comprar una lavadora nueva, se debe tener muy en cuenta este punto. La capacidad de la lavadora debe ser la adecuada para la cantidad de personas que vivan en el hogar.

Lavar con agua fría

Otro detalle importante es lavar con agua fría. Es cierto que en ocasiones se necesita utilizar agua caliente, la lavadora gasta un 80% más cuando debe calentar el agua.
Entonces se vuelve necesario separar la ropa que este más sucia y solo lavar estas prendas con agua caliente, el resto con agua fría.

Programas cortos de lavado

Lo mismo sucede con los programas largos de la lavadora. Estos no son necesarios para la ropa que no este tan sucia y consumen muchísima energía.
Para la ropa ligeramente sucia se puede utilizar un programa de 20 minutos de lavado y sera suficiente.

Evitar centrifugado

El centrifugado, al finalizar el lavado y enjuagado en el que también se puede ahorrar energía si se utiliza jabón en la cantidad adecuada, solo debe ser utilizado si es necesario. De lo contrario, se puede reducir el consumo energético evitando este programa y tendiendo la ropa a secar al aire libre.