Saltar al contenido

¿Cómo llevarse bien con el compañero de habitación en la universidad?

Ha llegado el momento de salir de casa y dar inicio a la etapa universitaria, una etapa cargada de cambios y nuevos rumbos que te permitirán crecer como persona, así pues, si vas a una universidad que ofrece residencias estudiantiles, deberás tener claro que compartirás la habitación con otro compañero y no hay nada mejor que llevarse bien con esta nueva persona que acabas de conocer y que será parte importante de tu vida universitaria.

Tips para llevarse bien con tu compañero de habitación

Acabas de terminar con la mudanza desde tu hogar a tu nueva habitación en el campus universitario y es momento de conocer a tu nuevo compañero de habitación, así que, toma nota de los siguientes consejos para que disfrutes de una sana amistad.

Honestidad ante todo

La comunicación honesta es la clave para toda buena relación de amistad, así que, el primer día luego de organizar la habitación, tómense un tiempo para conversar un poco y conocerse mejor.

Recuerda que cada quien viene de un entorno familiar y social diferente, así que lo que para ti es costumbre, puede que para tu compañero no lo sea.

Cómo llevarse bien con el compañero de habitación en la universidad
Ten una conversación honesta con tu compañero sobre los límites de conveniencia

Lo mejor será conversar sobre sus preferencias, límites de respeto y convivencia, gustos sobre horarios de estudio y descanso o cualquier otro límite que sea preciso establecer para llegar a mutuos acuerdos.

Ten presente el respeto por sus cosas

Para mantener una sana relación de compañerismo no hay nada mejor que respetar las cosas de los demás.

No importa si tu compañero es el mejor amigo y le gusta prestar sus pertenencias, lo mejor será que no tomes nada prestado a menos que se lo pidas y esperes su aprobación.

Más Información: ¿Cómo hacer amigos en la universidad?

Si usas las cosas de tu compañero lo mejor será que las devuelvas en el tiempo establecido y en las mismas condiciones en las cuales te las ha prestado.

Si sigues esta regla de oro, ten por seguro que tendrán una excelente relación de amistad.

Resuelvan los problemas de inmediato

Si te sientes incómodo con cualquier situación por pequeña que parezca, no dejes esperes a que se convierta en un problema más grande.

Tómate el tiempo de conversar con tu compañero de forma amable y respetuosa sobre lo acontecido a fin de buscar una solución oportuna.

Establezcan horarios de visita dentro de la habitación

Esto es un tema muy delicado y lo mejor será aclararlo antes de tiempo, conversa con tu compañero acerca de sus gustos al momento de estudiar o de reunirse con su grupo de amigos.

Puede que a ti te guste estudiar en silencio mientras que a tu compañero le guste llevar su grupo de estudio su habitación, esto podría crear conflictos sobre todo si van en carreras diferentes.

Cómo llevarse bien con el compañero de habitación en la universidad
Establecer horarios de visita es una buena alternativa de convivencia

Lo mejor será que conversen acerca de los horarios en los cuales pueden llevar visitas y así llegar a un acuerdo.

Cuiden su habitación

Establezcan horarios de limpieza para mantener todo ordenado, además, conversen acerca de la seguridad dentro de la habitación y lo importante de cerrar muy bien puertas y ventanas mientras ambos se encuentran fuera.

Sé buen compañero

El hecho de que tengas un compañero de habitación no quiere decir que se convertirá en tu mejor amigo y será el único que tengas.

La vida universitaria te permite explorar nuevas amistades y socializar, así que, disfruta de tu propio grupo social mientras mantienes una sana relación con tu compañero de habitación.

Más Información: ¿Cómo empacar para mudarse a la universidad?

Un punto muy importante es que tus grupo de amigos también respeten a tu compañero de cuarto, por lo tanto no permitas que entren a la habitación si tu no estás presente, esto podría romper la regla de privacidad y respeto.

Mantente abierto al cambio y nuevas experiencias

Puede que tu compañero de cuarto sea de otra religión, cultura o estilo de vida, así que, debes respetar su espacio y tener la mente abierta a las experiencias positivas y saludables de las que les puedas sacar provecho sin alterar tus planes de estudio.

Por último y no menos importante, una regla de oro es tratar a tu compañero de habitación como te gustaría ser tratado.