Saltar al contenido

¿Cómo limpiar y dar brillo a las hojas plantas de interior?

La forma más fácil de limpiar las hojas de planta de interior es con un cepillo suave y un paño húmedo. Para darles brillo se pueden utilizar algunos remedios naturales con cerveza, leche, banana, aceite de oliva o vinagre.

¿Por qué es importante la limpieza de las hojas en planta de interior?

Las plantas de interior, a diferencia de las que se encuentran en el exterior, no están expuestas a la lluvia y viento por lo que sus hojas no se limpian de forma natural. Estas plantas necesitan de nuestro ayuda para mantenerse saludables.

La limpieza de las hojas de las plantas es mucho más que un tema estético, aunque esto también es muy importante; pero el polvo y los ácaros que se acumulan sobre su superficie terminan por obstruir sus poros y causarle dificultad para respirar.

Siempre hay que tener presente que las plantas son seres vivos y se las debe tratar con ese respeto. La limpieza de sus hojas debe realizarse de forma periódica, mucho más en aquellas ciudades donde el ambiente se encuentra muy contaminado.

A causa de la suciedad de las hojas, las plantas no pueden respirar y no pueden llevar a cabo correctamente el proceso de fotosíntesis. Como consecuencia, la planta comienza a perder su color verde y se torna amarillenta, se enferma y su crecimiento se detiene.

Los expertos recomiendan limpiar las hojas de las plantas de interior al menos 2 veces por semana.

¿Cómo limpiar las hojas de las plantas de interior?

Este es un trabajo muy sencillo ya que la única parte de las plantas en la que hay que realizar una limpieza es en las hojas. No se necesita de jabón, ni ningún otro producto que contenga químicos. Solo se limpia con un paño húmedo con agua.

Para retirar el polvo en las hojas más pequeñas se puede utilizar un pincel o brocha, siempre debe ser de pelo suave para no dañarlas.

Después de haber realizado la limpieza, se puede mantener limpia las hojas de las plantas pulverizandolas con agua.

Cómo limpiar según el tamaño y tipo de hoja

Grandes

Las hojas de tamaño grande se limpian mejor con un paño húmedo. Lo más recomendable es que se trate de un paño de microfibra que no desprende pelusas.

Pequeñas

Para las hojas pequeñas se recomienda solo pulverizar con agua y sacudirlas ligeramente para que el polvo y los ácaros se desprendan y caigan.

Aterciopeladas

Este tipo de hojas se encuentra recubierta por una capa de pelusa por lo que es más fácil que se acumule polvo y ácaros. Para su limpieza conviene usar un pincel o cepillo suave.

Tipo cactus

Nunca hay que tocar las “hojas” de los cactus porque pueden provocar lastimaduras en la piel, lo mejor es limpiarlas frotando con un cepillo de diente viejo.

Plantas colgantes

En este caso, como las hojas están al revés, lo mejor es sumergir las hojas (solo las hojas, no la tierra) en agua ligeramente tibia y dejar secar al aire libre.

Remedios caseros para dar brillo a las hojas de plantas interiores

Después de la limpieza se puede poner en practica alguno de estos remedios naturales para abrillantar las hojas de las plantas de interiores.

Cerveza

Humedece una esponja en cerveza y pasala por las hojas, para finalizar seca con un paño limpio.

Vinagre

Mezcla 3 cucharadas de vinagre y un litro de agua y pulveriza las hojas de la planta. Ideal para abrillantar hojas con manchas blancas provocadas por la cal del agua.

Aceite de oliva

Frota las hojas de las plantas con un paño humedecido en unas pocas gotas de aceite de oliva.

Leche

La leche, ademas de sacar brillo a las hojas, también sirve para combatir los hongos y las plagas.

Banana

Usa la cascara de banana para frotar las hojas y conseguirás sacarle brillo.