Saltar al contenido

¿Cómo limpiar una bolsa de dormir?

Las bolsas o sacos de dormir, ya sean de material sintético o pluma, pueden limpiarse de forma manual o lavarse en la lavadora, siempre con un programa corto, para prendas delicadas y temperatura que no supere los 30ºC.

¿Cómo lavar una bolsa o saco de dormir en la lavadora?

Las bolsas de dormir pueden lavarse en la lavadora. Se recomienda utilizar un programa para telas delicadas, con agua a 30ºC de temperatura. Ademas, es muy importante usar un jabón suave y en muy poca cantidad.

El lavado depende mucho del material de la bolsa de dormir. En el caso de los sacos de dormir de pluma solo se puede utilizar un detergente especial para el lavado de este material y nunca se debe aplicar suavizante.
Los sacos de dormir de pluma son más delicados, necesitan de más cuidado. Siempre hay que colocar la membrana de prueba de agua hacia adentro para evitar que sufra daños.

Aunque se pueda lavar un saco de dormir en la lavadora no es recomendable hacerlo muy seguido. Solo hay que lavar las bolsas de dormir cuando tengan mucha suciedad acumulada o mal olor, sino lo mejor es realizar una limpieza a mano.
La lavadora y sus movimientos podrían dañar o romper la tela. Ademas, el agua siempre debe mantenerse tibia, nunca caliente, para no encoger el material.

¿Cómo lavar una bolsa o saco de dormir a mano?

Cuando las bolsas de dormir solo tienen unas pocas manchas, entonces lo mejor es limpiarlas a mano.

Solo se necesita de agua jabonosa, el detergente debe ser el más suave posible y el agua debe estar tibia nunca caliente.
Con una esponja hay que humedecer la mancha de suciedad y frotar suavemente hasta eliminar por completo.

Luego se debe poner en remojo el saco completo en agua fría sin detergente, retirar y dejar secar protegido del sol.

¿Cómo secar una bolsa de dormir?

Una vez lavadas, las bolsas de dormir pueden secarse en una secadora automática o a mano.

Si el proceso se lleva a cabo en una secadora es importante tener en cuenta que la temperatura nunca debe superar los 40ºC.
Aun las bolsas de dormir de pluma pueden secarse en la secadora, es más se recomienda este tipo de secado para que recuperen su volumen natural después del lavado.
La mejor forma de evitar que los movimientos de la secadora causen pliegues o arrugas es colocando algunas pelotas de tenis.

Si el secado se va a realizar a mano, lo mejor es agitar la bolsa de dormir para eliminar el exceso de humedad y no exprimirla, así se evitaran arrugas.
Ademas, no hay que colgar la bolsa, sino extenderla de forma horizontal y siempre a la sombra, el sol directo podría dañarla.