Saltar al contenido

¿Cómo limpiar las gafas?

Las gafas pueden limpiarse bajo el grifo de agua con jabón neutro o bien, se pueden limpiar en seco con un paño de microfibra o un aerosol de limpieza especial para lentes.

¿Cómo limpiar los cristales de las gafas?

La formas mas clásica y sencilla de limpiar las gafas es utilizar agua y jabón neutro.

Se debe colocar las gafas bajo el agua del grifo, siempre abierto a mínima presión. Lo mejor es utilizar jabón neutro liquido y colocar algunas gotas sobre los cristales. Utilizando las yemas de los dedos se debe frotar sobre la superficie del cristal, de ambos lados. Luego de esto, nuevamente se debe colocar los cristales bajo el grifo para enjuagar.

Cuando las gafas terminen de ser lavadas, el próximo paso es secar. Para esto debe utilizarse un pape tisú o paño sin costura.

Relacionado: ¿Es bueno que los niños usen gafas de sol?

Es importante que los cristales estén bien lavados ya que si le quedan restos de arena u otras suciedades, entonces al secarlos se producirán rayaduras.

¿Cómo limpiar las gafas sin agua?

Si no se cuenta con agua para lavar las gafas, igualmente estas pueden ser limpiadas en seco. Estos métodos funcionan siempre que no haya polvo o suciedad adherido.

Las gafas pueden limpiarse fácilmente con un paño de microfibra. Estos, por lo general, vienen incluido en la compra de los lentes. Después de utilizarlo se lo debe lavar para que, cuando se lo necesite nuevamente, este limpio.

Más Información: ¿Quién inventó las gafas de sol?

Las toallitas húmedas también son una buena opción para limpiar gafas. No se trata de cualquier toallita, sino unas especiales que venden en las ópticas.
También se puede adquirir un spray para limpiar gafas y un paño de microfibra. Esto no solo limpia los cristales, sino que evita que se empañen.

¿Cómo limpiar la montura de las gafas?

Así como limpiar los cristales es importante, también es necesario dedicar cuidado a la limpieza de las monturas.

Si estas partes de las gafas se limpian lavándolo bajo el grifo, es necesario después secar correctamente. Por lo general las monturas tienen partes de metal que si quedan húmedas pueden oxidarse.