Saltar al contenido

¿Cómo limpiar las amígdalas de forma natural?

Las amígdalas son miembros importantes del sistema inmunológico y linfático, tienen pequeños pliegues donde se acumulan las bacterias y los alimentos causando la aparición de cálculos llamados tonsilolitos, de no tratarse pueden causar mal aliento y problemas en la salud bucal; puedes eliminarlos de forma natural haciendo gárgaras con agua salada, utilizando un hisopo o un irrigador de baja presión.

Limpiar las amígdalas de forma natural

Las amígdalas se localizan en la parte de atrás de la garganta y son las encargadas de capturar los agentes patógenos bacterianos para evitar su paso hacia en interior de la boca. Para eliminar los cálculos o tonsilolitos que se forman en sus pliegues, sigue las siguientes recomendaciones.

Enjuague bucal

Esta es una de las primeras medidas usadas para deshacerse de los tonsilolitos o cálculos de las amígdalas, en este caso, lo indicado es utilizar enjuague bucal sin alcohol.

Cómo limpiar las amígdalas de forma natural
El enjuague bucal sin alcohol es ideal

Este tipo de productos puedes adquirirlos en la farmacia, verifica muy bien que no contengan alcohol pues te pueden causar serias irritaciones.

Vinagre de sidra de manzana

Otra forma útil para ayudar a desintegrar los tonsilolitos es hacer gárgaras de vinagre de sidra de manzana diluido.

La preparación es muy sencilla, tibia una taza de agua y añade una cucharada de vinagre de sidra de manzana.

Más Información: ¿Cómo elegir la almohada perfecta?

Puedes hacerlo tres veces al día pero sin excederte pues el vinagre de sidra de manzana puede ser causante de caries dentales y malestares digestivos.

Usar un irrigador

Un irrigador de agua de presión baja es otra alternativa útil para arrancar los tonsilolitos de los pliegues de las amígdalas.

Este método es recomendado solo para los adultos, pues los niños pueden ahogarse fácilmente.

Puedes hacer uso del irrigador dental, colócate frente a un espejo iluminado, apunta hacia los sitios donde se incrustan los tonsilolitos y la presión del agua ayudará a desprenderlos, si se van hacia la garganta puede causarte un poco de tos, solo debes tener cuidado.

Agua salada

Este es uno de los remedios caseros por excelencia, solo necesitas mezclar una taza de agua tibia y media cucharadita de sal.

Cómo limpiar las amígdalas de forma natural
El agua salada contribuye a aliviar el malestar de la garganta

Puedes hacer el gargarismo por espacio de 10 a 15 minutos, además esta solución es ideal para aliviar el malestar de la garganta

Hisopos de algodón o cepillo de dientes

A pesar de que algunas personas logran con éxito desprender los tonsilolitos usando un hisopo de algodón o el cepillo de dientes, los riesgos son mayores con estos métodos.

Más Información: ¿Dormir boca abajo es malo para la salud?

La explicación es sencilla, ambos métodos pueden causar lesiones en las amígdalas con riesgo de sangrado.

No se recomienda usarlo en los niños.

De igual forma, se recomienda mantener una adecuada higiene bucal cepillando de forma correcta los dientes y la lengua para evitar la proliferación de bacterias.