Saltar al contenido

¿Cómo limpiar la suela blanca de goma de los zapatos?

Para poder limpiar la suela de goma de los zapatos y que queden blancas como en el primer momento hay que comenzar por eliminar el polvo y suciedad, luego se lo puede blanquear con alcohol, pasta dental, bicarbonato y vinagre, quita esmalte, entre otras recetas caseras.

¿Cómo quitar las manchas de las suelas blancas de los zapatos?

El primer paso para poder eliminar las manchas de las suelas blancas de goma de los zapatos es quitar el polvo y la suciedad acumulada.

Es sencillo, solo tienes que utilizar una mezcla de agua tibia con jabón y un cepillo de cerdas, puede ser el cepillo de la ropa o un cepillo de dientes.

Ahora si ya se puede comenzar a tratar la mancha de la suela de los tenis. Para esto se pueden utilizar diferentes productos como quita esmalte o alcohol. Estos funcionan muy bien cuando hay una mancha de lapicera, bolígrafo u otro tipo de tinta.

En caso que la suela blanca tenga manchas negras que, por lo general, son consecuencia de la suciedad difícil de quitar, entonces se puede utilizar una goma de borrar. Solo se debe frotar sobre la mancha y desaparecerá en minutos.

Para otros tipos de manchas se puede utilizar una mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio. Estos dos ingredientes naturales tienen excelentes propiedades limpiadoras así que deben aplicarse sobre la mancha, dejar actuar por unos minutos y luego cepillar.

También es una muy buena opción limpiar la suela de los zapatos con pasta de dientes. Los dentífrico tienen componentes blanqueadores que son capaces de quitar toda la suciedad y dejar la suela nuevamente blanca.

¿Cómo blanquear las suelas de goma amarillentas de los zapatos?

Después de algún tiempo de uso es normal que la suela blanca de los zapatos comience a lucir amarillenta.

Estas manchas ya no se eliminan con un simple lavado porque no es suciedad, así que para blanquear la suela de goma de los zapatos se puede poner en practica esta receta casera con leche y sal.

La leche tiene propiedades blanqueadoras. En este caso hay que mezclar 1 litro de leche con ½ taza de sal gruesa y sumergir allí la suela de la zapatilla. Deja actuar por 3 horas aproximadamente y luego lavar frotando con un cepillo.